La UNRN impulsó una campaña solidaria a nivel nacional, que contribuyó a paliar la situación de emergencia de la región.
En el mes de marzo, la Comarca Andina, atravesó varios incendios que provocaron cuantiosas pérdidas además de tres víctimas fatales.

En ese marco, desde la Universidad Nacional de Río Negro se impulsó una campaña solidaria para recolectar productos de primera necesidad que contribuyeran a mitigar la situación de vulnerabilidad en la que quedaron los pobladores de la zona y una campaña de donación económica que permitiera adquirir artículos y materiales para colaborar con las personas afectadas.

Fondos donados a través de la Fundación de la Universidad Nacional de Río Negro

La Fundación de la UNRN puso a disposición su cuenta bancaria para quienes quisieran colaborar de manera económica. A través de la misma se recaudaron $530.000,00, con los cuales se brindó ayuda por montos máximos de hasta $30.000 por persona.

Hubo tres grupos a quienes se destinaron los fondos:

Por un lado, se asistió a un grupo de vecinos de la región. Este relevamiento estuvo a cargo de un grupo de estudiantes de la Licenciatura en Diseño Audiovisual que desde el comienzo estuvo trabajando para asistir a la comunidad. Con el dinero recaudado se colaboró también en la compra de materiales e insumos para los hogares, a partir de los requerimientos identificados.

En segundo lugar, a partir del relevamiento realizado desde la UNRN, el primer grupo fue el de miembros de la comunidad educativa que sufrieron pérdidas totales o parciales en los incendios: una docente y nueve estudiantes. A todos ellos se les compraron diferentes materiales, de acuerdo a lo que habían manifestado como de primera necesidad (herramientas, materiales de construcción, elementos para equipar los hogares).

El tercer grupo de destinatarios fue coordinado con la Municipalidad de Lago Puelo. Las donaciones se centraron en los barrios Catarata Norte y Callejón de Vera. Además de llevar ropa, elementos de limpieza, comida y agua, se solicitó colaborar con el transporte de éstos y otros elementos que fueran demandados. Se destinó parte de los fondos de la Fundación a cinco personas del barrio Catarata Norte, en particular con material de construcción.

 

La campaña solidaria

Complementariamente, desde las tres sedes de la UNRN, se promovió una campaña de donación de productos de primera necesidad. Se recolectaron alimentos, elementos de higiene y limpieza, ropa, elementos de botiquín y herramientas, entre otros, que fueron trasladados a las zonas afectadas, a partir de la colaboración de distintos transportes aportados por el gobierno provincial.

La campaña promovida por la UNRN se extendió a todo el país y fueron varias las instituciones que se sumaron. La Universidad Nacional de la Matanza efectivizó su contribución a través de un grupo de voluntarios conformado por estudiantes, docentes y nodocentes que llegaron a El Bolsón en un colectivo colmado de botellas de agua, alimentos y elementos de botiquín, los cuales fueron entregados a los damnificados y al Hospital de Lago Puelo, al Hospital de El Hoyo, y a la sala de salud de Golondrinas. El Municipio de Carmen de Patagones,  donó 150 pares de botas de trabajo. Fueron varios los comercios de distintas localidades de la provincia que contribuyeron con sus espacios y propias iniciativas a colaborar con la masiva campaña promovida por la UNRN.

En todas las sedes fue significativo el trabajo realizado por docentes, nodocentes y estudiantes, que se encargaron de recibir las donaciones, cargarlas clasificarlas y cargarlas en los transportes, incluso durante los fines de semana. En la Sede Andina, el trabajo fue intenso al sumárseles la tarea de distribución de las donaciones, así como también contactarse con las y los vecinos afectados para conocer sus necesidades inmediatas y encontrar el nexo entre la necesidad y algún paliativo o realizar el contacto para buscarlo. También se trabajó en conjunto con organizaciones espontáneas, como el Centro Cultural Galeano o la Escuela de Arte de Paraje Entre Ríos (Lago Puelo). En estos espacios se organizó la confección de viandas y comidas, y se derivaron elementos de lo recibido en donación.

“En ese contexto tan complejo en donde más de un centenar de familias perdieron todo, el compromiso demostrado por toda la comunidad universitaria fue conmovedor”, expresó el rector de la UNRN, Juan Carlos Del Bello. “Una vez más, la UNRN dio muestras de ser una institución consolidada y con una enorme voluntad para dar respuesta a las distintas necesidades de la región. Agradecemos a todas y todos los que brindaron apoyo, trabajo y donaron materiales y dinero. Actualmente, seguimos trabajando en la zona”, expresó.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS