Con la intención de reclamar por la promulgación de la ley de emergencia alimentaria ya distintas organizaciones sociales realizarán una olla popular este jueves por la mañana afuera del concejo deliberante bolsones bajo el lema el hambre no se toma cuarentena. Entre los pedidos las agrupaciones exigen que se declare la emergencia alimentaria en la localidad de El Bolsón, que se dupliquen las partidas de alimentos para comedores y merenderos.

En una misiva enviada a los medios de comunicación los referentes de los distintos organismos sociales remarcaron las distintas situaciones que se viven en los barrios populares.
Desde el MTE-UTEP en momentos en los que la inmensa mayoría de las trabajadoras y trabajadores de Argentina y el mundo vemos brutalmente vulnerados nuestros derechos más básicos, mientras atravesamos una crisis profunda producto de las desigualdades sociales que genera un sistema económico depredador de la madre tierra y criminalmente injusto entre los seres humanos. Hoy que nuestra situación se ve agravada por una pandemia que ya avanza trágicamente sobre los barrios populares, seguimos luchando.

Porque necesitamos soluciones urgentes y concretas, porque no aguantamos mas no tener agua, ni luz. No podemos quedarnos en casa si el Plan Calor no alcanza y encima lo reparten sin criterios justos. Porque nuestros comedores aumentan día a día las porciones y tenemos que “estirar” los pocos alimentos que garantiza el estado. Porque la angustia y la bronca por tanta injusticia nos mueve a luchar. Porque no aguantamos más.

Somos nosotros, los que conocemos la cara del hambre más que nadie, venimos resistiendo desde 2014, para recuperar nuestros derechos perdidos. Somos nosotros quienes vivimos los padecimientos de estar hacinadas y hacinados en viviendas precarias y sin servicios básicos donde no hay posibilidad de mantener las mínimas condiciones de salubridad que el estado nos dice que tenemos que cumplir. La desigualdad en el acceso a las tecnologías y comunicaciones ensancha la brecha digital y les niega a las niñas y niños de nuestros barrios el derecho a la educación de calidad.

Sin ser noticia de ningún canal, damos de comer a cientos de familias de barrios populares de El Bolsón, con un salario por debajo de la indigencia. También somos las compañeras las que día a día sufrimos la violencia machista y patriarcal que nos mata y coarta la libertad.

Vamos a seguir cumpliendo nuestra responsabilidad y compromiso con nuestra comunidad, vamos a seguir poniendo y exponiendo el cuerpo para salvarnos del hambre a quienes sufrimos hoy además una pandemia inédita. Pero somos firmes y coherentes, la responsabilidad del estado es indelegable. Exigimos que se declare la emergencia alimentaria en la localidad de El Bolsón, que se dupliquen las partidas de alimentos para comedores y merenderos que sostienen las organizaciones sociales y comunitarias y se garantice el abastecimiento para los comedores en el ámbito rural.

La responsabilidad del momento que vivimos no excluye a ningún sector, las empresas, grandes comercios y supermercados tienen que colaborar con alimentos frescos y no perecederos como su forma de aporte a la comunidad, sin comida no hay paz social.

Desde 2014 venimos construyendo organización para defender los derechos de las trabajadoras y trabajadores de la economía popular, cumplimos un rol clave en visibilizar las necesidades de servicios básicos en los barrios, construimos cooperativas de trabajo que generan ingresos genuinos a las familias y aportan recursos a la economía local. Las familias Mapuche y campesinas vienen recuperando territorios, cultura, valores y produciendo alimentos sanos. Los comedores y merenderos en los barrios muestran que la solidaridad y responsabilidad de los más pobres está por encima de los intereses circunstanciales de las instituciones y los partidos políticos.

Desde la práctica, que empodera con pasos concretos. Exigimos que se entregue y se gestione la entrega de tierras aptas para la producción familiar y cooperativa de alimentos, Exigimos que se avance rápidamente en los protocolos para que todas las familias feriantes de La Saladita y Feria Regional puedan trabajar poniendo a disposición espacios públicos como canchas y playones deportivos.

No aceptamos que, ante la falta de agua y servicios esenciales en los barrios, el municipio no de respuestas y siga beneficiando a un sector privilegiado de la comunidad vinculado a la actividad turística, responsables y únicos beneficiados con el negocio y la especulación inmobiliaria. Exigimos se avance concretamente en los servicios básicos en los barrios populares, se priorice al trabajo local y cooperativo para la obra pública y se abra un registro único de demanda habitacional para que las viviendas sociales que se construyan no las repartan los punteros y haya criterios transparentes y justos para la adjudicación.

Llamamos a nuestra comunidad a estar alertas, a movilizarnos y luchar por nuestros derechos.  a profundizar la solidaridad activa con quienes más necesitan una mano porque sin poder popular no hay justicia social!!!












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS