Ciudad: muralista crea conciencia sobre el uso del barbijo
Un artista autodidacta pinta paredes con personajes infantiles y del personal de salud para prevenir el Covid-19.Diego Ajalla tuvo un don que lo sacó del trabajo arduo del monte salteño y lo trajo a la capital neuquina, donde pudo empezar a vivir de lo que más lo apasiona, que es dibujar. Ahora realiza murales en distintos puntos de la ciudad para concientizar tanto a grandes como a chicos sobre la necesidad de usar el barbijo.
Diego es un autodidacta. En su Salta natal tuvo que abandonar la primaria con tan solo once años para trabajar en el monte con sus hermanos, hachando leña o juntando abono de ganado, para ayudar a llevar un plato de comida a la mesa.
“Es un don que tengo desde chiquito. En lo que más me destacaba era en los dibujos. Se hacían concursos entre colegios y salía primero”, dijo Diego, a quien esos recuerdos que trazó sobre un cuaderno fueron los que lo impulsaron años después a dedicarse a las artes plásticas.
Con los años pudo terminar la primaria e incluso la secundaria, aunque no incursionó en Bellas Artes, sino que se dedicó a pintar sobre las paredes de la ciudad. Llevaba un boceto, se lo presentaba al dueño del paredón, le pedía permiso, sacaba sus aerosoles, los combinaba con pinceles y lo dejaba plasmado en los barrios.
Así pintó murales, en la zona del Bajo de la ciudad, sobre la naturaleza de la provincia con araucarias, ríos bravos y alta cordillera. También le rindió homenaje a un familiar que luchó en las Islas Malvinas siendo piloto.

Luego se le ocurrió la idea de pintar sobre la toma de conciencia del uso del barbijo utilizando a personajes o dibujos animados infantiles, muchos de los que lo marcaron desde pequeño.

Así se pueden encontrar paredones con imágenes de Chespirito, la Chilindrina, Quico, el Chavo del 8, Condorito, Clemente, el Sheriff Woody de Toy Story, y hasta de los Simpsons.

Supo hacer trabajos relacionados al tallado de madera de batallas de San Martín y de Güemes, que lo dejaron satisfecho pese a considerarse muy detallista. También pinta retratos con grafitos, tanto desde que conoció a su pareja como durante los embarazos de sus dos hijos.

“Hace unos años me vio Mariano Gaido pintando, le gustó mi trabajo y me pidió que trabajara para él. Le hice un retrato que le gustó y que creo que aún conserva. Al Gobernador (Omar Gutiérrez) también le hice un retrato. Después hice un mural en homenaje a Don Felipe Sapag”, comentó.

La próxima obra: un mural por el cumpleaños de la ciudad de Neuquén
El muralista Diego Ajalla adelantó que dentro de algunas semanas realizará un mural sobre calle Rodhe y Belgrano con motivo del próximo aniversario de la ciudad.

Dijo que piensa plasmar sobre una extensa pared las diferentes atracciones de la capital neuquina, como la Plaza de las Banderas o el Paseo de la Costa, entre otros símbolos que ya son parte de la identidad de miles de neuquinos.

Entre sus proyectos estaba el de rendir homenaje al personal de la salud que tiene que estar al frente en la lucha contra la pandemia del coronavirus, que vino a cambiar la realidad en todo el mundo.

“Siento que Dios me bendijo, que pude tener la oportunidad de vivir del arte. Dibujar es lo que más quiero. Gracias a Dios, llegué más lejos de lo que pensaba. Antes que nada, soy muy creyente”, sostuvo Diego, agradecido por tener la oportunidad de revertir su historia, a unos 2000 kilómetros al sur de su tierra natal.L.M.N







-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS