Desde el sindicato se solicitó al gobierno provincial, arbitre los medios para garantizar un refrigerio a los estudiantes, en momento en que se encuentren en el marco de la presencialidad.
 
Las cifras del INDEC presentadas el pasado 31 de marzo, exponen que el 58% de niños menores de 14 años son pobres y más del 15% indigentes. Muchos de los estudiantes que asisten a las escuelas públicas son hijos de familias que han quedado sin trabajo. 
 
Es imprescindible ofrecer un refrigerio que contemple necesidades nutricionales y fisiológicas y que respete las medidas sanitarias además del protocolo correspondiente, sin exponer a ningún miembro de la comunidad educativa.
 
Las consecuencias de cuatro años de políticas neoliberales y la pandemia se traducen en vulneración de derechos básicos y elementales como la alimentación. En las escuelas se vivencian desigualdades y carencias. Es el gobierno el responsable indelegable de atender las demandas y necesidades sociales, con acciones y políticas públicas acordes al contexto económico y a la emergencia sanitaria.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS