Una vez más la gente de Justicia comarca tenemos que levantar la voz por un acto de injusticia, sostuvo esta mañana Luis Albornoz al referirse al increíble olvido de una jueza.
“En este caso la jueza Sandra Ragusa, jueza de ejecución, cometió esta omisión calculamos que involuntaria de olvidarse de que el asesino de Juan Chávez se había declarado culpable y que debía estar en prisión condenado a 10 años. Esto es una medida que se debería haber dictado hace más de casi 4 meses y que va a quedar efectiva en una audiencia que se va a realizar en el día de mañana porque la familia se movilizó, vino a la fiscalía averiguó preguntó, esto es lo que nos pasa siempre, relacionó Albornoz. 
Hay un hilo conductivo en todo esto
Seguidamente el referente Luis Albornoz destaco que no solo se conoce este caso que el homicida fue visto en un Shopping en Bariloche y de ahí parte la situación , sino que también se han conocido casos similares en otras ciudades, “Es tal cual como lo relatan y realmente uno ve este accionar y vemos que hay un hilo conductor en esto, porque lo asociamos con el caso de Edith Miller, el femicidio de Karen Álvarez y su hijita de 14 años en Viedma, la madre también va a la fiscalía porque ella no veía que la causa se movía y cuando llega a la fiscalía se entera qué esta causa fue archivada”, explico.
Parias de la justicia
Mas adelante el referente señalo que desde Villegas hacia le sur somos parias de la justicia y volvió a reclamar por la concreción de la oficina de asistencia a la víctima, “en esto uno se siente un paria de la justicia y mira, aunque suene duro si sos pobre y no tenés plata, la justicia está lejana, nosotros lo sentimos así por eso reclamamos tan insistentemente, vehementemente esto que necesitamos, una oficina de atención a la víctima”, enfatizo Albornoz.
Además, agrego que recurrentemente recibe en su domicilio familiares de víctimas pidiendo consejo, “no puede ser de que yo reciba, en mi domicilio particular fines de semana por ahí cuando voy volviendo, gente que me viene a preguntar y yo digo, soy un ciudadano común y silvestre o sea a mí se me estruja el corazón de escuchar esta gente”.
¿Qué paso con la Ofavi?
Finalmente y en relación a la concreción de la oficina de atención a la víctima, sostuvo “ y esas cosas nosotros nos preguntamos, nos preguntamos qué pasa porque creemos que bueno ahora que tenemos un ministro de Justicia que va a ser de la provincia de Río Negro le dé algo digamos los recursos necesarios al menos,  está todo organizado nosotros llamamos a Buenos Aires preguntamos al observatorio Nacional de víctimas, preguntamos a la misma gente de los distintos organismos que fueron los que vinieron firmaron el convenio con el intendente de El Bolsón y teóricamente tendría que estar inaugurada esa oficina”, sentencio Albornoz. 
Carta abierta del grupo Justicia Comarca.
LA JUSTICIA DE RÍO NEGRO CADA VEZ MÁS EN DECADENCIA

El sistema judicial se sigue ocupando de lo insignificante, de lo superficial, mientras las cuestiones de fondo siguen siendo desatendidas. 
Los familiares de las víctimas e incluso las víctimas, seguimos siendo revictimizados por un sistema que ni siquiera es capaz de atender; escuchar o llamar a una madre, hermana o familiar que ha perdido a un ser querido en un hecho de violencia. 

Este accionar echa por tierra lo que el Poder Judicial pregona, borrando con el codo lo que escribe con la mano, para ser un mero generador de discursos vacíos, que no encuentran sustento ni siquiera en los propios integrantes del Poder Judicial, ya que se les cae la cara por no poder defender lo indefendible.

Hoy, como integrantes de organizaciones de Familiares de Víctimas, debemos denunciar que hace cuatro meses que el responsable del asesinato de Juan Chávez, que está condenado a 10 años y 8 meses de prisión en firme, se encuentra en libertad, porque la jueza Sandra Raguza se “olvidó” de dar la orden de aprehensión para que lo lleven hacia el penal.

Un desprecio indecoroso hacia los ciudadanos y ciudadanas que contribuimos con nuestros esfuerzos y vocación por el respeto republicano, para vivir en paz y bajo los estándares que propone la Justicia.
Sin embargo, a pesar de que la persona fue condenada el 14 de diciembre pasado, pesa la impericia y el desinterés manifiestos de los integrantes del Poder Judicial de Río Negro, quienes no solo se olvidan de una diligencia de tamaña implicancia, sino que ni siquiera son capaces de llamar a sus familiares para dar alguna explicación. Total, qué explicación merece un ciudadano de segunda, tal como nos sentimos. 

Lamentablemente tenemos que decir que no es la primera vez que esto sucede. Desde nuestro Grupo venimos insistiendo con los casos Burgos (donde la mamá de Mauricio, asesinado en el año 2017, sigue cruzándose con los asesinos de su hijo porque la Justicia no resuelve llevarlos a la cárcel pese a que los condenó) o el caso Gavilán que, según las propias palabras del Poder Judicial, no saben dónde se encuentra el expediente. 
En esta oportunidad nos referimos al caso Chávez, para dar cuenta de otro desaire, de otro olvido; de otra revictimización. 
Vemos permanentemente que desde el Poder Judicial hacen propaganda, por ejemplo, de la Oficina de Género como de otras áreas que se presentan con bombos y platillos pero que en la práctica no son más que fachadas. Nos preguntamos, qué dice o qué tiene para decir la Oficina de Género en este caso o en los otros. ¿No es acaso violencia el silencio?; no sería motivo para ocuparse y preocuparse, el hecho de que una mamá o una hermana esperan por una Justicia que nunca llega y que nadie le dice nada. O esas mujeres no entran en los estándares de género que proponen.

Nos da vergüenza, como ciudadanos, que el Poder Judicial se ocupe en comunicar hechos como que “el dueño de un perro fue condenado porque el animal mordió a otro animal”, pero se olvide de comunicarse con una madre desesperada que, aun con los asesinos de su hijo condenados y cumpliendo la condena, jamás tendrá paz, algo que los integrantes del Poder Judicial, evidentemente, no llegan a comprender. 

Exigimos Justicia, seguiremos trabajando para que ciudadanos y ciudadanas tengamos un mejor servicio de Justicia, tenemos vocación por encontrar caminos a través de la paz y el diálogo, pero nunca bajaremos los brazos en los reclamos y además de los responsables de los hechos delictivos, expondremos a los responsables de los olvidos y las negligencias del Poder judicial. Porque es nuestro deber. Se lo debemos a nuestros hijos, hijas, hermanos, padres, familiares y amigos. 

P/Grupo JUSTICIA COMARCA
FAMILIARES DE VÍCTIMAS DE HECHOS DE VIOLENCIA
Luis Albornoz
DNI
P/Grupo JEN
Enrique Esteban Schott 
DNI 13754256
María Cristina Hernanz
 DNI 6238333
Patricia Sánchez Bruno 
DNI 17029279
Edith Miler 
DNI 23638708












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS