A casi dos meses de la reivindicación territorial que la comunidad realizó en la zona del Chucao noticiasdelbolson dialogo con Mirta Ñancunao , Werken de la comunidad quien destaco que hasta hace unos meses tenían un acuerdo del bosques, “desde la irrupción de gente de afuera de la comunidad a sacar leña y especias nativas decidimos tomar el control hasta que Arbat se ponga las pilas y pueda normalizar todo de nuevo”.
 "Desde el territorio de la Comunidad Mapuche Las Huaytekas siendo consecuentes con lo acordado en Trawn de comunidades mapuche, militantes mapuches y organizaciones ambientales el pasado 23 de mayo, comunicamos que, desde el día de la fecha, la comunidad ejercerá el exclusivo control territorial sobre el sector conocido como Chucao Forestal. Por un lado, para frenar el avance del alambrado eléctrico de Alberto Roemers en esta zona, y además para evitar la concreción de un millonario proyecto que el Servicio Forestal Andino pretende realizar.", comunicó oportunamente la comunidad, a casi dos meses de la recuperación la situación es de tranquilidad en la zona.
En el mensaje, que circuló por redes, se deja muy en claro los motivos de la recuperación, no solo por parte de la comunidad sino de todo el pueblo mapuche y continua "Desde este momento, no se permitirá el acceso a ningún empleado o funcionario del Servicio Forestal Andino porque han demostrado en infinitas ocasiones que son los facilitadores incondicionales de la entrega de este territorio a cualquier empresariado que se les presente".
La historia
La zona forma parte de la reivindicación territorial realizada por esta comunidad en el año 2009 y se ubica cerca de las 2000 has que le fueron despojadas a las Lof Buchile/Oyarzo- Calfú y Quesada/Aravena, entre los años 1970- 1985, por Carlos Sastre Inchauspe y Nicolás Pisarenko; José Luis Chalela, Carlos Maizón, EMFORSA, Servicio Forestal Andino, Dirección de Bosques.
El nuevo alambrado eléctrico realizado por Roemers, encierra alrededor de mil hectáreas, superficie que se suma a las 4800 hs de campo sin título que el magnate compró hace menos de dos años. Este campo, es vecino de la propiedad de Emir de Qatar y de algunas de las fracciones de Lewis. Tierras regadas por los 9300 metros del Río Foyel y casi la totalidad del Arroyo Ushuaia (6500 metros). Hacia el Este, aguas arriba está el Rincón del Diablo, la vasta zona del coto de caza de los capitales cataríes que representa en la Argentina, Hugo Barabucci y en el lugar Andrés Saint Antonín, un productor ganadero de Bariloche, según una nota de Susana Lara.




La werken de Las Waytekas, explico: "En la zona de El Foyel son varias las familias y comunidades originarias, así como son muchos los conflictos contra los terratenientes y sus emprendimientos. En tierras que el propio estado ya reconoció como ancestrales y sobre las cuales se estableció un co-manejo a través del CODECI, se autorizan proyectos y las comunidades nos enteramos cuando vienen a usurpar".
En los últimos 40 años casi la totalidad del territorio de la Comunidad ha sido fraccionado y entregado por la Dirección de Tierras a terratenientes y a empresarios forestales que nunca vivieron en el lugar.La historia del avance de las empresas en la zona, se intesficó con el «Plan de Colonización Forestal» (1970-1985) que a través del servicio Forestal Andino, dió permisos de ocupación a favor de las empresas Buchile Forestal S.A.; del Chucao Forestal S.A, Maderera Perito Moreno y Forestal Rionegrina S. A. (EMFORSA).


"Nosotros no cerramos la tranquera", explico Mirta quién agregó que un día al llegar encontraron la tranquera con un candado colocado por lo que se dejó sin tocar y decidieron reabrir un paso antiguo que había cerca de ese lugar y dejar esa tranquera encadenada como la habían dejado, ellos presumen que desde la dirección de bosques, aunque no tienen confirmación de nadie y el paso, de hecho ya no se utiliza.

Acuerdo con Bosques 
Seguidamente y en relación a un acuerdo al que se arribó con el delegado de bosques donde queda a cuidado de la comunidad el sector Ñancunao explicó “Si eso ha sucedido, nosotros hace en el año 2012 tuvimos como un entre comillas enfrentamiento, con el servicio forestal donde logramos consensuar el trabajo en el Chucao forestal para abastecimiento de leña y madera rolliza, en ese lugar primero se hizo un convenio pero después con una medida cautelar obligan a la provincia que nos den un lugar donde sacar y abastecernos de leña a partir de ahí hasta el 2019 nosotros no tuvimos ningún problema con el servicio forestal”, detallo la Werken.
Mas adelante continua Mirta explicando que en 2020 fue muy atípico todo, con el tema de la pandemia como que eso quedó paralizado, incluso quedó madera que no se pudo sacar, “empezaron a operar otras personas que no sabemos bien si fue autorizada por el servicio para estar o no pero era familiar del que era empleado o qué es empleado servicio forestal que quedaron ahí en el sector de Chucao forestal,  qué servicio están tenía un puesto ahí así que empezamos a denunciar de que estaban sacando leña nativa, siempre dirigiéndonos a Arbat y en respuesta él dice --me voy a fijar y esto lo otro-- pero el saqueo nunca paro, continuó después como que se volvió a grabar en el principio del 2021 y ahí fue cuando Arbat dice, -- yo me voy a encargar de sacar a esta gente que no tiene nada que hacer ahí,-- dice --es mejor dice que quedan ustedes, que mejor que la comunidad sea la que resguarde ese lugar--, así que pasaba el tiempo, pasaba el tiempo y eso no se llegó a cumplir por parte de Arbat”, detallo la Werken.
Control territorial 
Sobre al control del sector Ñancunao sostuvo que ante un nuevo avance del Enforza la comunidad decidió tomar posesión, “además Arbat nos dice,  --en estos días voy con gente de Enforza que pusieron $1000000 para hacer un proyecto de introducción de mejora y alambrar, voy hacer esto, voy a hacer el otro con Enforza,-- entonces ante esta situación nosotros dijimos bueno tomemos el control territorial porque no es un lugar para ir a vivir, sino para controlar el recurso  hasta tanto Arbat se ponga las pilas y pueda resolver la situación con la comunidad”, sentencio la Werken.