Continúan cerrando accesos al lago Lezana y la gente de Cholila reaccionó



Este fin de semana, la clausura del camino de acceso al muelle utilizado todos los veranos por decenas de jóvenes locales para sus tardes de disfrute y esparcimiento en las cálidas aguas del lago Lezana, colmó la paciencia de los vecinos de Cholila.
“Nos siguen cerrando la entrada a las costas y nadie hace nada para impedirlo. Los propietarios de un nuevo lote son los mismos que de manera agresiva e irrespetuosa intentaron impedirnos el paso. Esta vez, fueron mucho más allá de su propiedad y están cerrando un camino que seguramente muchos de nosotros utilizamos alguna vez para poder llegar al lago a pasar el día. Lamentablemente, cada vez son menos los lugares por los cuales podremos acceder este próximo verano. Y como siempre, el gobierno hace vista gorda a todo esto”, fue el comentario más veces compartido en las redes sociales.
Desde el municipio local confirmaron que “no tenemos competencia en esas tierras, pertenecen a la provincia del Chubut”, al tiempo que adelantaron que “habrían sido vendidas durante la gestión anterior”.


“Es muy triste lo que está pasando. Es el último edén que nos está quedando y cada vez que subimos nos encontramos con una tranquera nueva. Da mucha rabia saber que son lotes que se fueron vendiendo a ricos, famosos, políticos y abogados en un cono total de sombras. El pueblo nunca se enteró de estos negociados, hasta que el dueño llega, pone su alambrado, tira los pocos cipreses centenarios que quedan, arma su cabaña de ensueño y prohíbe el paso. Luego, quizás venga una semanita en verano a mostrarla a sus amigos. El resto del año está cerrado, con alarmas y carteles amenazantes para que nadie se atreva a ingresar. Diga que la gente de Cholila es pacífica y respetuosa, sino otra sería la historia”, reflejó ayer una vecina de Villa El Blanco, preocupada por la situación.

A su lado, otro poblador pidió fijarse “que desde hace muchos años no hay incendios en el sector, eso demuestra que los lugareños somos cuidadosos. Vamos, hacemos nuestro asado, nos bañamos o pescamos y nos volvemos con la basura. Sin embargo, siempre se escuchan motosierras y aparecen enormes rollizos por todos lados. Son los mismos dueños de los predios quienes mandan a sus constructores a tirar árboles para edificar con estilo rústico. Vaya a preguntar a Bosques, seguro que ninguno pidió permiso”, desafió.

Ya con canas en sus sienes, C.B. recordó que “históricamente, las costas del lago Lezana estuvieron ocupadas por las familias Cifuentes, Avilés, Chávez, Howard y Hueche. Jamás prohibieron la entrada a nadie y siempre tuvieron buen trato con todo el mundo. Hasta los ’70 solamente había una huella de carros para subir. Me acuerdo haber ido cientos de veces con mi abuelo a pescar pejerreyes y sacar cholgas”.


De igual modo, resaltó que “todavía no es un atractivo muy conocido por el turismo, quizás porque el camino de acceso siempre es difícil. A este ritmo, lo van a terminar cercando por completo y los únicos que se joroban son los vecinos de la zona”.

Autoconvocados

Dos años atrás, un grupo de vecinos autoconvocados ya había manifestado su preocupación “porque están tirando cipreses y cerrando el acceso libre que teníamos al lago Lezana, un espacio que tanto pobladores como turistas podíamos disfrutar durante todo el año y bañarnos en verano. De un día para otro, nos encontramos con alambres que ya no nos dejan pasar”, graficó Fabiana Sepúlveda.
A su turno, el concejal Fernando Leal (FdT) adelantó que “queremos un relevamiento del estado de las tierras públicas provinciales, porque hasta allí no llega el ejido municipal. Estamos en la incertidumbre de no saber a quién se vendió. Luego, quedará por legislar y proteger lo que nos queda para uso común. Es una lástima que durante tantos años no haya quedado resuelta su transferencia para que sean administradas por la comuna de Cholila”.




Publicar un comentario

0 Comentarios