La presidente de Gestur, Doris Romera, reflejó ayer que “es un desastre el estado de los caminos a El Desemboque y Puerto Patriada. Son rutas provinciales y se tendría que hacer cargo Vialidad del Chubut, pero sabemos que está en quiebra y que los convenios que se hacen con el municipio de El Hoyo son insuficientes. En definitiva, esto es tierra de nadie y lo padecen a diario miles de turistas y lugareños que lo deben transitar”.

La referente empresarial, quien además es propietaria del laberinto “Patagonia”, uno de los atractivos regionales más visitados, recordó enseguida que “estoy cansada de reclamar ante el secretario de Obras Públicas de la comuna, Oscar Delgado, pidiendo que por lo menos hagan la limpieza de los árboles para que haya visibilidad entre los automovilistas, fundamentalmente en las curvas y para que no tengamos que lamentar un accidente. Estamos hablando de un trabajo que se puede hacer con tres o cuatro hombres equipados con un machete, no estoy pidiendo una gran inversión”.

Según reflejó, “el regador tampoco pasa nunca y la máquina vial una vez a las quinientas. No quiero ni siquiera imaginar que volvamos a tener un incendio, porque el camino está cada vez más angosto y, además de destruido, se levanta una polvareda infernal”.

Cabe recordar que ambos trazados interiores (de unos 14 kms) parten desde la ruta nacional 40, a la altura del puente Salamín, hacia los dos atractivos naturales ubicados dentro del ejido de El Hoyo. Según estimaciones, al menos un millar de autos de familias vacacionando en la cordillera lo hacen a diario desde los primeros días de enero.

El municipio local cobra un acceso de $200 a los visitantes a Puerto Patriada; mientras que los residentes en la Comarca Andina pagan $100 (para los vecinos de El Hoyo es gratis). Previo al lanzamiento de la temporada estival, el Poder Ejecutivo intentó llevar al doble esos valores, pero el Concejo Deliberante lo rechazó.

Según se indicó ayer desde el cuerpo deliberativo, “la ordenanza en vigencia y el convenio con Vialidad provincial indican que dicha recaudación es para el mantenimiento de los caminos de acceso, principalmente durante el verano. La comuna debe regar y Vialidad pasar la máquina, pero vemos que nadie cumple. Ahora, quieren comprar un tanque para montar sobre un camión, pero es un trámite que va para largo. Y de las dos máquinas municipales, una no anda y a la otra le faltan los frenos y tampoco sale”, graficaron.

Riegan los vecinos

“No tengo argumentos, ni excusas, cuando vienen los turistas y se quejan”, explicó Doris Romera. “Lo único que puedo hacer es mantener regado y limpio mi sector de la ruta y lo mismo hace un vecino que tiene un camping camino a El Desemboque. Es una iniciativa de los propios frentistas, porque no podemos contar con la comuna”.

A su criterio, “seguir reclamando ya es gastar energías de gusto, veremos la forma de organizarnos para que pase un camión regador privado. El secretario de Obras Públicas se comprometió a pasarnos un presupuesto, pero nunca sucedió, parecen promesas sobre el bidet”, ironizó.

Buena temporada

Según valoró Romera, “después de 10 meses sin trabajar, solo queda agradecer porque es una muy buena temporada. La gente que viene es muy paciente, accesible y respeta todos los protocolos”.

En cambio, para algunos funcionarios municipales, “la mejor excusa de todos los tiempos es la pandemia, donde parece que el mundo se paró. Pero debieran saber que el sector privado del Chubut estuvo trabajando todo este tiempo en un proyecto de ley que ya está en Legislatura, para crear una Agencia de Promoción Turística y atraer más visitantes al Corredor de los Andes, aunque no vemos el menor interés de su parte”.

Parque nacional

En otro orden, dirigentes de Gestur participaron ayer de la reunión del Ente Mixto de Turismo de Lago Puelo, con la premisa de analizar las falencias denunciadas desde la cámara empresarial en la atención de visitantes al Parque Nacional Lago Puelo.

Según señaló Doris Romera, “los principales problemas tienen que ver con el estacionamiento, limitado a 300 vehículos y las playas habilitadas, que se terminan transformando en un verdadero embudo para la gente, con el potencial peligro de contagios de Covid”.

“Durante los nueve meses que estuvimos trabajando en los protocolos –agregó-, nunca participaron funcionarios de Parques Nacionales y hoy, cuando nos sentamos para hacer los reclamos, nos enteramos de una realidad que desconocíamos. Tienen razón en la mayoría de los temas, de los cuales no estábamos al tanto”.

“Por nuestra parte, solo reflejamos lo que escuchamos por parte de los turistas, lugareños y los prestadores de servicios a los que representamos, que incluye una batería de falencias”, puntualizó.

Finalmente, Romera dijo que “ahora estamos dispuestos a acompañar las medidas que se van a aplicar en el futuro inmediato, desde la licitación del nuevo muelle, las mejoras en los sanitarios y tareas de limpieza, entre otras”.

En el encuentro estuvieron el secretario de Turismo, Néstor Schaffner, y el intendente del Parque Nacional Lago Puelo, Sergio Rusak, y referentes de la Asociación de Guías de Turismo.

Además, “se les sugirió que en lugar de tener a los autos amontonados en un sector, se redistribuyan en distintos puntos del Parque, a lo que accedieron. También se abordó que no se está cobrando el acceso, porque no hay personal y porque no se hizo un convenio con el municipio local, situación que desfinancia su administración”, concluyó.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS