Publicite aqui 2944534849

MIENTE, MIENTE QUE ALGO QUEDARÁ

Pareciera ser el lema que define a la gestión del señor José Luis Dari. Y me refiero en particular al trabajo realizado por el consejero escolar en la Escuela 103, de Mallín Ahogado.
Hace tiempo que el señor Dari viene publicitando su gestión por este y otros medios de comunicación, enumerando sus supuestos “logros” en pos de “brindar igualdad de oportunidades entre los estudiantes y propiciando el derecho social a la educación de los niños, niñas y jóvenes”. Lo que el señor José Luis Dari no cuenta es que la mayoría de los logros han sido gracias a la presión colectiva ejercida por la  comunidad educativa en defensa de sus derechos (los cuales, en más de una oportunidad, se vieron avasallados por directivas del ministerio de educación de la provincia que el señor Dari no dudo en acatar). En esta oportunidad solo me detendré en uno de los tantos atropellos que hemos vivenciado.

El transporte escolar

  Comienzo con unas palabras de Galeano: “Hoy, por hoy, no queda bien decir ciertas cosas en presencia de la opinión pública: Los pobres se llaman carentes, o carenciados, o personas de escasos recursos. El derecho del patrón a despedir al obrero sin indemnización ni explicación se llama flexibilización del mercado laboral”. Siguiendo esta lógica, el señor José Luis Dari llama “optimizar gestiones” y  “ordenar recursos” a lo que se debería llamar “ajuste socio económico”, “recorte de fondos para las escuelas públicas” o bien “vaciamiento de la educación rural”; ya que a principio de año y recién comenzado el ciclo escolar el consejero escolar de El Bolsón decidió tomar la medida de suspender el servicio de transporte escolar gratuito a niños que vivan en el ejido urbano y asistan a escuelas a más de 3 kms. de distancia, teniendo que ser reubicados en escuelas de la ciudad ( sin importarle, ni antes intentar averiguar, si con esta medida estaba dejando sin transporte a chicos “carenciados” o en proyecto de inclusión).
  No hubo notificaciones ni avisos previos y muchos estudiantes no pudieron asistir al primer día de clases, ni en días posteriores. Días después cuando la comunidad educativa comenzó a exigir respuestas la única información que brindaba el señor Dari era que “el gobierno no tiene dinero para pagar el transporte”; en un primer momento nunca habló de garantizar el derecho a la educación, solo de una cuestión presupuestaria.
  Gracias a la pronta organización de las familias y de algunos trabajadores de la institución el servicio social del transporte escolar tuvo que ser restituido, porque este sí era “un sueño que soñamos todos” los actores sociales de la comunidad educativa de Mallín Ahogado (recurso de amparo de por medio, la medida cautelar de no innovar por el plazo aproximado de un año, la difusión del conflicto por los medios de comunicación y las asambleas comunitarias fueron las que frenaron esta injusticia).
 Por lo tanto, Cuando el señor José Luis Dari se refiere a que “Durante el primer año de gestión, a cargo del Prof. José Luis Dari, se logró implementar un altísimo porcentaje de la resolución 906/17”, significa que se logró implementar el ajuste socio económico en nuestras escuelas, entendiendo el concepto de “equidad social” por el de inequidad social, ya que el transporte escolar no es una dadiva, ni mucho menos un favor, es un servicio social que se debe garantizar a todos los estudiantes por igual ( ya que “lo que es público es de todos”), es decir equitativamente, y no de manera desigual como promueve dicha resolución la cual el señor Dari defiende e intenta imponer.
  El año entrante, una vez más, muchas familias de nuestra escuela y de otras verán cercenados sus derechos a elegir a que escuela mandar a sus hijos y muchos estudiantes comenzaran el año con el temor de perder a sus amigos y a sus grupos de pertenencia, ya que la única respuesta que ofrece el señor José Luis Dari ante la quita del transporte público, gratuito y escolar es la de reubicar a los niños que se vean afectados por esta medida.
  Y aquí, también me detengo a reflexionar (como padre y también como trabajador de la educación): construir un grupo y afianzar el sentido de pertenencia es una tarea titánica, una de las más complejas que nos demanda el quehacer docente. Hoy en día se sabe que para poder construir conocimientos significativos primero es fundamental crear un vínculo y un sentido de pertenecía; vinculo basado en el respeto mutuo, la confianza, el amor fraterno y el dialogo sincero. Todo esto conlleva tiempo, demanda tiempo, poner el cuerpo y la mente para que sin diluir las individualidades que enriquecen las aulas todos al fin nos reconozcamos como un grupo. Todo lo antes expuesto pareciera carecer de relevancia para el señor Dari, quien pretende de manera autoritaria y arbitraria (pues en ningún momento se le consultó a las familias, ni mucho menos a los niños) romper estos vínculos y esa pertenencia a un lugar y a un grupo que tanto esfuerzo costó construir “reubicando” a nuestros estudiantes, desarraigándolos del ámbito  y de nuestra identidad rural para insertarlos en otros contextos propios de las escuelas urbanas.
  Una nueva vergüenza (ajena, pero vergüenza al fin) asoma a nuestras caras. Bronca ante tanta desfachatez y tanta, pero tanta palabra disfrazada. En resumen, para evitar los eufemismos y cualquier equivoco o tergiversación de los hechos: El señor José Luis Dari pretende dejar sin transporte escolar a muchos niños al defender e intentar implementar la resolución 906/17.
  Lo que ignora el señor Dari es que un maestro que lucha, también enseña y que cuando la comunidad educativa se organiza puede mover montañas. Entonces, ”¿Qué tal si deliramos por un ratito? ¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?”.

Adrián Alejandro Estévez
DNI 24.870.509











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS

Auspicia en NDB

Copyright © Noticias Del Bolson | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top