Dólar: ¿van a subir los precios?

Resultado de imagen para dolares“La gente tiene que estar tranquila” fue la primer sentencia del Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, en la entrevista televisiva para canal América durante el prime time del domingo. El dólar abrió a $22,20 pero ya ganó 10 centavos.


El funcionario habló en la previa de un día que se presupone agitado, principalmente por la expectativa que genera el saber como continuará la dinámica del mercado cambiario, tras la suba de tasas anunciada por el Banco Central y el recorte en la obra pública anunciado por Hacienda.

Más adelante, el Ministro afirmó que “evidentemente, si el tipo de cambio se deprecia, algo de traspaso a precios hay”, y agregó que “en mayo habrá una inflación un poquito más alta que la esperada”.

Esa es precisamente la inquietud de la mayoría, expresada en dos preguntas: ¿Van a subir los precios? y si eso sucede ¿Cuáles serán los rubros más afectados?


La respuesta a la primer pregunta es afirmativa. El efecto de una devaluación como la registrada desde hace 15 días, inevitablemente se traslada a precios. Mucho más en países como Argentina, donde al haber convivido por tantos años con inflación elevada, existe gimnasia para remarcar.

Dicho esto, cabe aclarar el traslado a precios no es lineal. Significa que solo una parte del salto en el precio del dólar impacta sobre el nivel general de precios. La consultora Ecolatina, estima que tras la devaluación, la inflación de todo el año 2018 se ubicará en torno al 24%.

Por otra parte, los precios no suben de inmediatio, sino que el efecto de la devaluación se observa durante los meses subsiguientes. Es decir que el impacto en los precios minoristas podrá observarse con fuerza entre mayo y julio.

Responder la segunda pregunta, es tal vez más complejo, dado que el impacto de la suba del dólar no es igual en todos los sectores de la economía.



Existen rubros en los que la suba del dólar impacta de forma directa. Son aquellos sectores donde los bienes que se transan, se cotizan en moneda extrajera. La indumentaria de marcas extranjeras, al igual que la perfumería o los vehículos fabricados en el exterior, reciben un impacto directo en el precio. Un claro ejemplo, es la tecnología. Son productos que cuyo precio está inevitablemente atado al dólar, por ser importados o tener componentes importadas ensambladas en nuestro país. Los precios de televisores, smartphones e informática, ya se ajustaron un 4% en las últimas dos semanas por la turbulencia cambiaria.

Las tarifas de los pasajes aéreos en companías de bandera extranjera, también recibirán un ajuste, a lo que hay que sumar los taxes que se abonan en dólares al abordar el avión. Lo mismo sucede con las compras con tarjeta de crédito en el exterior, sea durante un viaje o mediante una plataforma de compra on line.

En segundo lugar, hay rubros que reciben la suba de precio de forma indirecta. Es el caso del combustible y los alimentos. El precio de los combustibles está liberado en Argentina. Al mismo tiempo, el precio del barril de petróleo crudo, muestra tendencia al alza durante el último mes. Por tal motivo, y dada la suba del dólar, las petroleras ya anticiparon que habrá ajuste el el precio de los surtidores. Se prevé que el salto puede ser de entre el 5% y el 10%. De concretarse el aumento, el traslado y la logística de todas las mercaderías, que en nuestro país se realiza vía terrestre, aumentará de precio, y tarde o temprano las cadenas de comercialización trasladarán ese costo al precio de la góndola. Es decir, los alimentos subirán de precio.



Hay otro tipo de bienes, que no deberían recibir un impacto mayor, dado que son de producción nacional. Sin embargo la posición dominante de mercado, permite que tales rubros ajusten sus precios de todas formas para no quedar atrasados en términos relativos con el resto de los precios de la economía. Dos casos emblemáticos, son los cigarrillos o la yerba mate.

Por último, no hay que olvidar el costo laboral. Muchos sindicatos ya preparan un pedido de re apertura de paritarias. La mayoría de los acuerdos salariales pactaron incrementos del 15% sin cláusula gatillo. Si efectivamente la inflación llega al 24%, implica una fuerte pérdida de poder adquisitivo. Una vez que la suba de salarios se concreta, las empresas habitualmente trasladan el mayor costo de la mano de obra a los precios. Tal efecto podría impactar hacia fin de año.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS

Auspicia en NDB

Copyright © Noticias Del Bolson | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top