El aislamiento social sanitario, preventivo y obligatorio para intentar disminuir el descontrolado contagio del virus del Covid-19 modificó las rutinas en todas las profesiones y los oficios, aunque la vida sigue adelante y eso obliga a buscar alternativas para cumplir con labores impostergables y urgentes.

Pasa con el personal médico, con la policía y los bomberos o con quienes integran los distintos eslabones de la cadena de distribución de alimentos, entre otros. Y también, por supuesto, con los abogados penalistas, que en tiempos de cuarentena ver cómo haremos para atender a los clientes, en especial, a aquellos clientes que, por lo que fuere, terminan presos.
Sin presencia física, a menos que sea indispensable. Esa es la consigna por estos días. "Se evita el contacto con los imputados. Al acusado solo se lo puede ver antes de la indagatoria y se lo asesora desde dos o tres metros de distancia".
En marzo del año en curso, la Suprema Corte de Justicia de Rio Negro, Chubut y la corte Suprema de justicia dispusieron asueto en todo el ámbito del Poder Judicial provincial y nacional con suspensión de los términos procesales.
Se determinó que durante dicho período la prestación mínima del servicio de justicia se limitará a la atención de asuntos de urgente despacho o que, por su naturaleza, y que no admitan postergación. El 20, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decretó la "feria extraordinaria" con alcance a todos los tribunales federales y nacionales.
En los juzgados o fiscalías solo funcionan las dependencias que están de turno y con guardias mínimas. Por tal motivo, la mayoría de los abogados penalistas no tenemos actividad.
En lo que a mí respecta Tuve entrevistas con dos personas detenidas por incumplir el aislamiento obligatorio, pero esas charlas fueron después de que llegaron a sus casas. Se concretan por videollamadas de WhatsApp ; no tuve contacto directo con los acusados. Estos dos imputados fueron notificados de la formación de una causa penal en su contra y la fecha de la indagatoria se fijará cuando se termine con esta situación de emergencia por la pandemia".
"En estos casos la preocupación de la gente fue la de recuperar los vehículos secuestrados, porque ellos fueron liberados después de pasar no más de ocho horas demorados. En el futuro se los asistirá en la indagatoria, pero recurren a los servicios de un penalista para que les devuelvan el auto.
Para realizar cualquier presentación en ese sentido hay que esperar hasta después del 24 de este mes, porque en los juzgados solo se resuelven cuestiones urgentes".
ETAPA DE LA TECNOLOGIA
"Ante la gravedad del contexto se aplicó la tecnología. Por ejemplo, para hacerse cargo de la defensa, el abogado manda un mail a la mesa de entrada del juzgado o de la cárcel en la que está detenida la persona a la que representará. El director o comisario le hace firmar el cargo al acusado, certifica la rúbrica y envía al letrado el archivo con el documento firmado.
 Entonces, el defensor lo manda por mail al juzgado o a la fiscalía”. - También quedaron suspendidas todas las audiencias orales. Las presentaciones de los letrados se realizan en forma escrita.
Las notificaciones de las resoluciones también se concretan de forma electrónica. "Tras la indagatoria se termina cualquier otro contacto con el detenido", Por la pandemia los abogados también tenemos dificultades para movernos. Por eso, la mayoría de los actos procesales – desde la designación del cargo hasta la presentación de los recursos– se realizan de forma electrónica. Además, las audiencias previas a la resolución de la prisión preventiva de un imputado se reemplazaron por presentaciones por escrito.
No obstante, la mayoría de los requerimientos que recibo son para realizar presentaciones con el objetivo de obtener prisiones domiciliarias, debido a la superpoblación en las cárceles",

Doctor Gerónimo Gonzaga.












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS