El delegado de ATE en el hospital de El Hoyo, Ricardo Amat, opinó ayer que “no podemos dar respuesta a la comunidad por la falta de insumos y recursos humanos, con personal contratado o prestado desde el municipio. Hemos hecho todos los reclamos pertinentes, pero nunca fueron resueltos”.


Remarcó enseguida que “el director debiera ser nuestra referencia inmediata ante el gobierno chubutense, al que pertenece. Deja de ser nuestro compañero cuando marca su identidad con un proyecto político que está acabado, al menos en el aspecto sanitario”.

En referencia a los insumos y medicamentos disponibles para la población, Amat aseguró que “la realidad del hospital de El Hoyo es mucho peor que la del hospital de Esquel. Si desde allí están diciendo que tienen recursos para aguantar solo 20 días, acá es mucho más limitado”.

Desde su óptica, “es una prueba más del abandono del Estado”, comparado con que “los trabajadores sanitarios venimos sosteniendo con el cuerpo esta contingencia del COVID-19. Acá hay recursos humanos de excelencia, que no debieran desperdiciar. Desde el 7 de marzo en adelante, se han creado comités y se han establecido protocolos de todo tipo, que no se pueden implementar porque hay una conducción absolutamente vertical”, aseveró.

Agregó que “el 15 de mayo presentamos un protocolo de mitigación y hasta el momento no hemos tenido respuesta y nos vemos impedidos de capacitar a los compañeros o diseñar el plan de emergencia, tan necesario en esta coyuntura”.

Guardia

De igual modo, Amat se mostró “disconforme por el nuevo ingreso a la guardia de emergencias, porque la puerta es muy angosta y es muy elevado el nivel de la rampa de acceso. Días pasados trajeron un paciente desvanecido en una silla de ruedas y finalmente tuvieron que entrar por la parte posterior del edificio. Tampoco entra una persona de 70 kilos acostado en una camilla”, graficó.

Según detalló, “hubo que hacer una reestructuración de las dependencias en el marco de la pandemia mundial por coronavirus, pero los trabajadores no tuvimos participación en el diseño del proyecto, nunca se nos tiene en cuenta y somos los convidados de piedra. Son los funcionarios de turno quienes toman decisiones y pasan estas cosas”.

Negligencia

El referente sindical recordó que “desde hace dos años hay una negligencia nunca vista, es tiempo que la conducción provincial haga un paso al costado porque siempre prioriza a otros sectores en desmedro de la salud, que hoy debiera tener preferencia en la agenda política”.

“No estamos preparados –insistió-. Por ejemplo, a pesar del nuevo caso de hanta virus en Epuyén, sumado a la crisis sanitaria de 2018 por la misma causa, nunca se oficializó una zona endémica para el abordaje de esa enfermedad. Por suerte, el coronavirus todavía no llegó al noroeste del Chubut, pero si tardó 90 días en dar la vuelta al mundo, tendríamos que estar mejor preparados porque en algún momento entrará a la región”.

A su criterio, “hacen falta decisiones políticas, que no se toman y por lo tanto es un modelo de gestión terminado. La salud tiene que ser inclusiva, donde las decisiones se tomen entre todos. Hay que hacer una profunda reforma al sistema provincial”, reclamó.

Además puntualizó que “desde el primer momento que se declaró la pandemia, los trabajadores de la salud nos hemos puesto a disposición y a trabajar, por una cuestión de vocación y por cuidar a la comunidad, aunque no hemos sido correspondidos. Este gobierno durante todo este tiempo se ha dedicado a mentirnos y desconsiderarnos”.

Fuente Diario Jornada.









-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS