A pesar de la difícil situación que atraviesa el municipio, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, informó que todos los trabajadores y trabajadoras cobrarán la totalidad de sus haberes en el transcurso de esta semana.






El intendente aseguró que "la situación económica del municipio era muy delicada al momento de iniciar la nueva gestión municipal pero fue agravada por los efectos fiscales de las medidas tomadas para prevenir la propagación de la pandemia mundial", además se suma la caída internacional del precio del barril del petróleo que ha impactado negativamente en la recaudación de tributos municipales y de transferencias automáticas que recibe el municipio del gobierno provincial.







Días atrás el intendente explicó la actualidad financiera y transmitió un pedido de fondos a Nación y provincia, donde explicaba:"En junio proyectamos ingresos por 5.3 millones netos, y necesitamos 7.5 para abonar haberes y contratos, 1.7 millones mensuales en junio, julio y agosto para cumplir con los proveedores por deuda de 2019, 3 millones para gastos operativos (servicios, repuestos, combustibles, etc), sin cumplir con la demanda social de módulos alimentarios que demanda alrededor de 1.5 millones mensuales, el municipio requiere aproximadamente 7 millones mensuales en junio, y 10 en julio para pagar aguinaldos", expresa el pedido del intendente.





“Hoy nos enfrentamos a una realidad que nadie esperaba y a pesar de ello, reconocimos una deuda heredada de alrededor de 14 millones y la bajamos a cerca de 5,5 millones; invertimos más de 2 millones en mantenimiento, ampliación y mejoras en la red de agua; destinamos más de 4 millones en asistir a los sectores más vulnerables de Lago Puelo; cerca de 500.000 en indumentaria y elementos de seguridad e higiene para los trabajadores más expuestos; más de 1 millón en obras de ampliación de la red de gas; y hoy continuamos pagando los sueldos en tiempo y forma, pero los próximos meses van a ser más difíciles y tenemos que entender la situación que vivimos y ser más humildes y solidarios, pensando en lo mejor para todos y todas las vecinas de nuestra localidad”, enfatizó Sánchez.





Con la recaudación extra en enero y febrero de 2020 fue posible cancelar alrededor de un 30 % de la deuda heredada, los haberes y contratos de enero y febrero sin dificultad, y se atendieron problemas vinculados a la infraestructura hídrica que requerían atención urgente (entre ellos varios atentadas sobre bombas de agua y cañerías), y demandas sociales de la población más vulnerable de la comunidad, conservando un ahorro para los meses de menor recaudación.





Pese a las complicaciones se logró afrontar los salarios de junio aunque la situación crítica persiste hasta que se logren nuevas líneas de financiamiento.












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS