Son en total 40 jóvenes que desde hace 2 meses están pidiendo regresar a la Argentina dado que en la localidad del sur de Chile se quedaron sin trabajo y están viviendo con lo que la gente les aporta.  Si bien el estado chileno abre la frontera para que abandonen el país, sería la provincia de Chubut la que les impide el ingreso, dijo Leonardo Murer padre de una de las jóvenes varadas.


"Mi hija al igual que el resto de los jóvenes estaba trabajando en Futaleufú, pero cuando empezó esto de la pandemia todo se fue terminando y quedaron sin trabajo, desde hace dos meses están pidiendo regresar a la Argentina con su familia, pero Chubut no les da el permiso de ingreso", explicó el padre de una de las jóvenes que día a día esperan con ansias que el trabajo de cancillería de frutos y el estado chubutense les permita regresar a la Argentina.
Si bien los jóvenes todavía se mantienen en las viviendas que estaban habitando, la situación es acuciante porque desde hace dos meses que no tienen trabajo y se sostienen con lo que le convidan los vecinos de Futaleufú y lo poco que le pueden mandar sus familiares de Argentina recordando que el valor del cambio es realmente muy adverso para los argentinos en Chile.
Consultado sobre la explicación que le da a Chubut a los argentinos varados en Futaleufú sostuvo que directamente no tienen ninguna respuesta y llama mucho la atención que sea un estado provincial el que impida el acceso de un grupo de argentinos al país ya que el hecho de abrir la frontera depende de un organismo nacional y no de uno provincial.
Medidas de fuerza
“Los chicos no quieren llegar a tener que encadenarse en la frontera argentina porque no es su actitud, sin embargo, están evaluando tener que tomar alguna medida de fuerza para que alguien haga algo ya que no aguantan más su situación allí en Futaleufú", explicó Murer ante la consulta realizada sobre si los jóvenes ya que pueden salir de Chile y al llegar a la frontera argentina y cuando se encuentran con la negativa a su ingreso, piensan realizar alguna medida de fuerza.
Finalmente, el padre destacó que a lo largo de los cuatro meses que lleva la pandemia se han hecho públicos distintos repatriamientos, ya sea desde Europa desde Norteamérica y distintos puntos del mundo, “sin embargo nosotros no podemos traer a nuestros hijos que están a 3 horas de nuestra casa”, señalo el padre preocupado por el futuro de su hija de los otros 39 jóvenes varados en Futaleufú.












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS