“Hola, vos sabes que para ingresar a Jacobacci nos están pidiendo que vayamos y volvamos en el día y eso es imposible. Somos muchos los productores que tenemos que realizar trámites y no alcanza el día para ir y volver. Ustedes como Casa de Justicia le podían pedir al Comité de Emergencias que revea eso y pueda considerar que los productores estén más días porque algunos tienen que arreglar el vehículo, comprar y esas cosas”.


El mensaje de Fidel, de la zona de Quetrequile, fue recibido en la Central de Comunicaciones que las comunidades mapuches de la zona tienen en el predio de la Cooperativa Ganadera Indígena de Jacobacci. El equipo de VHF instalado allí es el único medio de comunicación que utilizan un grupo de pequeños ganaderos que están distribuidos por toda la región Sur. Agripina, la receptora del mensaje, como integrante de la comunidad y coordinadora de la Casa de Justicia, es parte de esa red que también se apoya en los avisos y mensajes al poblador rural, emitidos por Radio Nacional.

El ingenio de las y los pobladores de la zona compatibilizó un antiguo sistema de comunicación con plataformas propias del siglo XXI y con aparatos del siglo pasado. “Los mensajes que se reciben por VHF en la Central de Comunicaciones son grabados y distribuidos en el pueblo mediante el Whatsaap”, explicó Javier desde la Casa de Justicia. Es decir se toman en el equipo de radio pero la comunicación se adapta al servicio de mensajería que tiene millones de usuarios en el mundo. Así se comunican las familias que pasan su tiempo de forma alternada entre el campo y Jacobacci.



La pandemia y la nieve

La ola polar y las medidas dispuestas para combatir la pandemia por el Covid-19 obligaron a los productores rurales a readaptar sus rutinas y a tomar otras medidas no solo para mantenerse comunicados, sino abastecidos.

El Tropezón, Chaiful, Quetrequile, Colitoro, Colan Conhue, Lipetrén Grande y Chico, Cerro Mesa y Quili Bandera son algunas de las zonas rurales habitadas por hombres y mujeres de campo que esperan alguna información para saber si van a poder salir de la situación de aislamiento. Con más de cincuenta centímetros de nieve acumulados en gran parte de los parajes y temperaturas mínimas que la semana pasada tocaron los 20 grados bajo cero, la mayoría de los caminos rurales están intransitables y sólo se habilitan con el paso de máquinas viales.

Los más arriesgados ensillan su animal y salen por alguna huella para cortar camino. Sin embargo algunos testimonios dan cuenta de que en la parte más alta de la meseta “la nieve llega hasta la panza de los caballos”.

Los pequeños crianceros no pueden descuidar sus pocos animales. Las inclemencias del clima y las amenazas de la naturaleza los mantiene en vigilia y sin descanso. Fidel, uno de los voceros de la comunidad, sabe que tan intensa nevada va a traer mejores pastizales en la primavera y eso es bueno para el campo y para el ganado. Por eso, más allá de los esfuerzos, su mirada es auspiciosa. Pero también es consciente de que necesita llegar al pueblo, la leña está húmeda y “este año no vino buena”.  Debe abastecerse de una mejor madera para la estufa, comprar víveres  y forraje para los animales.

Gestiones para acercar

La titular de la Casa de Justicia, del otro lado del VHF, toma el mensaje de Fidel y activa las gestiones. Expresa, en una nota enviada al intendente municipal y a los integrantes del Comité de Emergencia, la necesidad de que los productores rurales ingresen por “dos o tres días” a Jacobacci. Un día, como asegura Fidel, no les alcanza. Por la helada, los campesinos no pueden salir temprano ni tampoco volver muy tarde. Ni lo caminos ni los vehículos están en condiciones para afrontar los periplos del invierno.

La nota cursada al Comité de Emergencias también destaca que todos los productores rurales están aislados (en realidad lo están todo el año) y no se han registrados casos de Covid-19 en los parajes de la zona. Jacobacci, en cambio, montó un estricto cordón sanitario luego de un pico de contagio que estuvo cerca de los 40 casos positivos.

El mismo día en que se habían iniciado las gestiones, el Comité de Emergencias contestó que el Ministerio de Salud había autorizado el ingreso de los hombres y mujeres de campo y su permanencia por más de un día, a diferencia de lo que se había establecido en un primer momento.

Fue considerado el hecho de que algunos pobladores rurales tienen turnos otorgados en organismos estatales (bancos, Anses), deben hacer pedidos para abastecerse de alimentos, combustible, leña y forraje. Otros necesitan pasar por el taller a reparar los vehículos, a comprar un repuesto o a poner anticongelante.

Transmitida la la autorización del Comité de Emergencias y del Ministerio de Salud desde el Centro de Comunicaciones, ls productores aprovecharon el buen pronóstico para iniciar el viaje al pueblo.

Las Casas de Justicia están ubicadas en Sierra Grande, Río Colorado, El Bolsón, Ingeniero Jacobacci y Catriel. Para saber más sobre las Casas de Justicia: http://servicios.jusrionegro.gov.ar/inicio/web/acceso-a-justicia/casas-de-justicia.php

Fotos: Javier La Guara. Casa de Justicia de Jacobacci











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS