Comenzó ayer martes a dictarse un espacio de formación virtual sobre el delito de Grooming destinado a personal de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) de Río Negro, que se desempeñan en las áreas de Fortalecimiento Familiar, Dispositivos de Guardias y Línea 102.

Este espacio es llevado adelante por la ONG Grooming Argentina, en el marco del convenio firmado con Río Negro para brindar recursos para la prevención e identificación de esta problemática.

En tiempos de aislamiento social a raíz de la pandemia del COVID-19, la conectividad y la interacción en redes y plataformas digitales se transformó en una herramienta necesaria e imprescindible de comunicación para niñas, niños y adolescentes, ya sea para estudiar o contactarse con familiares o amigos.  Esto implica una nueva forma de interactuar con el mundo exterior.

En este contexto, niñas, niños y adolescentes aumentaron las posibilidades de ser víctimas del delito de Grooming. Es decir, ser víctimas de acoso sexual a través de Internet por parte de un adulto.

El grooming se puede dar a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como redes sociales, correo electrónico, mensajería instantánea, mensajes de texto, sitios de chats o páginas de juegos en línea.

“La idea de este espacio es abordar la sensibilización e información respecto al delito de Grooming, siempre privilegiando el diálogo entre niños, niñas, adolescentes y sus familias o referentes adultos, como principal herramienta de prevención. Tanto niños como adultos deben conocer los riesgos asociados al uso de Internet para poder generar estrategias de participación segura en las redes”, señaló la titular de la SENAF, Roxana Méndez.

La capacitación tendrá una duración de tres encuentros por grupo, ya que debido a la cantidad de personal que participará de este espacio, se definió la división por zona geográfica: Valle Inferior, Zona Andina, Valle Medio y Alto Valle.

Según estadísticas elaboradas por Grooming Argentina, 6 de cada 10 chicos y chicas de entre 9 y 17 hablan con desconocidos por Internet y 3 de 10 se encontraron alguna vez personalmente con alguien con quien se contactaron por ese medio.

Además, el 35% de los niños, niñas y adolescentes alguna vez le pidieron que enviaran fotos desnudos o con poca ropa y el 33% recibió imágenes o videos de contenido sexual de un desconocido que los contactó por Internet.