Semillas de girasol para una alimentación saludable



Los alimentos que consumimos definen, en gran medida, el estado de nuestra salud, crecimiento y desarrollo. Una dieta variada - rica en vitaminas, proteínas, minerales, fibras, grasas naturales, entre otros nutrientes - va en línea con una buena calidad de vida. Profesionales de la salud sostienen que vivir de forma más saludable podría ser posible al adquirir hábitos alimenticios beneficiosos para la salud y, más importante aún, que sea posible mantenerlos en el tiempo.

Así, en el marco de esta tendencia de alimentación consciente, las semillas ocupan hoy un lugar preponderante en la planificación de las comidas, ganando lugar en las alacenas y en los platos familiares que se elaboran a diario. Entre ellas, se destaca la semilla de girasol confitero, también conocidas como pipas de girasol, que suele ser la elegida para el snack o “picoteo” entre comidas y colaciones, como una opción natural, sana y nutritiva.

Un informe elaborado por el Departamento de Tecnología del Laboratorio de Nutrición de la Universidad Nacional de Luján, sostiene que la semilla de girasol es una fuente importante de vitamina E. Concretamente, expresa que “Son fuente de vitamina E, que tiene alto poder antioxidante, mejora la inmunidad y evita enfermedades infecciosas, además de mejorar la circulación sanguínea y prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Los antioxidantes que se hallan en este alimento favorecen la prevención de degeneración celular, lo que retrasa el deterioro cognitivo relacionado con la edad, y combate la presencia de enfermedades como el cáncer”.

Según la USA Sunflower Association, las semillas de girasol contienen una gran gama de nutrientes de los cuales muchos de ellos no son tan fáciles de conseguir en otros alimentos y, por ese motivo, la denominan como un “Súper Alimento”. También, se lo menciona así a causa de su alto contenido nutrimental, destacando la presencia de ácidos grasos mono-insaturados y poli-insaturados (las grasas buenas) que son considerados muy beneficiosos para la salud.

En esta línea, la National Sunflower Association menciona que se trata de un alimento natural, bajo en carbohidratos y que aporta fibra, que tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol. Por otro lado, el ácido fólico, hierro, y vitamina B5, contribuye a combatir el estrés y las migrañas.

El informe de la Universidad Nacional de Luján, también expresa que las semillas de girasol son un alimento altamente energético debido a su contenido en lípidos, hidratos de carbono y proteínas. Además, informa que contiene fibra, que favorece el movimiento intestinal y disminuye la absorción de algunos nutrientes como la glucosa (beneficioso para los diabéticos) y el colesterol, contribuyendo así a la prevención de enfermedades cardiovasculares.

En esta línea, se afirma que “las semillas de girasol son uno de los mejores alimentos para completar dietas vegetarianas, para personas que necesitan aporte extra de proteínas, personas con mucho estrés, cansancio, estudiantes, deportistas y en general, en toda la dieta equilibrada”, dado que las semillas de girasol son uno de los alimentos con mejor calidad de proteína vegetal debido a su alta proporción de aminoácidos esenciales. La denominación esencial, significa que el organismo no lo puede sintetizar y debe ser obtenido de los alimentos, ya que son necesarios para numerosas funciones del cuerpo humano, principalmente neurológicas y musculares.

Con los aportes y beneficios a la salud, las semillas son un producto genuino que llega directamente del campo a la mesa. Al ser un alimento natural, son una excelente opción para consumir como snack, uno de las formas más elegidas para comer pipas de girasol confitero.

Conocida por su distintivo sabor y alto valor nutricional, es posible consumirla cruda, tostada o incorporada a otras preparaciones. Por otro lado, en la familia de los frutos secos, se destaca por ser económicamente accesible y conveniente en relación con sus cualidades nutritivas.

En la Argentina la producción de girasol confitero pisa fuerte. Su producción comienza en el corazón de La Pampa argentina, uno de los sitios más aptos para este cultivo, del cual se extrae la materia prima que luego llegará a la mesa: la semilla.

Argensun, empresa global de alimentos saludables y referente en el mercado de semillas de girasol confitero, está atenta a la completa lista de sus beneficios, la riqueza de sus nutrientes y la versatilidad de su uso. Así, se observa que en la Argentina se produce uno de los mejores productos que representa una ventaja saludable: riqueza de nutrientes + versatilidad de usos.

Acerca de Argensun:

Fundada en 1989, creció de manera sostenida y se posicionó como una de las compañías agroexportadoras más importantes del país. Consolidando su liderazgo en la integración vertical de la cadena de valor de especialidades agropecuarias, Argensun abarca la cadena de abastecimiento desde el productor hasta el cliente final, implementando procesos de excelencia en cada etapa con el objetivo de alcanzar altos niveles de calidad en todos sus productos.











Publicar un comentario

0 Comentarios