Se trata de una campaña de concientización emanada desde la mesa comunitaria contra el hanta virus en Epuyen bajo el lema “Que no nos vuelva a pasar”, insta al uso de barbijos cuando se realizan trabajos rurales, el momento previo a una temporada estival con muchas expectativas generó el enojo de los prestadores turísticos de toda la región.

En diálogo con la prensa el presidente de la cámara de turismo de El Bolsón Marcos Gallardo se refirió primeramente a las expectativas pero también a esta situación que se vive desde que se generó el brote que le costó la vida a 11 personas en la localidad chubutense de Epuyen, "hay una buena predisposición, un buen espíritu, un buen ánimo por parte del sector empresarial, hotelero, gastronómico todos con ganas de tener una temporada excelente para poder trabajar y recuperar parte de lo que no se pudo trabajar el año pasado", explicó Gallardo.

Seguidamente y sobre la contingencia qué se generó el verano pasado con el brote del virus hanta el prestador remarcó, "quienes estamos acá en El Bolsón y quienes estamos de la mano con estas cuestiones sabemos que son cosas naturales a las que no podemos escapar, pero con las que sí tenemos que aprender a convivir y para nosotros es una tarea sumamente difícil aprenderlo, asimilarlo y comenzar a vivir a desarrollar nuestras actividades cotidianas en este contexto; Pero también mientras nosotros vamos en esta carrera de aprendizaje tenemos que enseñarle a otros cuáles son las cosas que sí se pueden, las que no se pueden, Cuáles son aquellas buenas prácticas para poder tener este unas vacaciones o un verano sin riesgos", remarco.


Más adelante Gallardo destacó, " sabemos que nosotros acá tenemos este tipo de cuestiones por un lado probabilidades de enfermedades de la región o por fauna de esta región, tenemos casos de inseguridad, también tenemos casos de falta de infraestructura, en fin cuestiones que se repiten a lo largo y ancho de nuestro país e incluso en los destinos turísticos más fuertes y desarrollados, pero parece que en esta zona en particular cada acontecimiento natural o generado por el hombre  termina afectando el doble".

En concreto sobre esta campaña que largo la mesa contra el hanta de Epuyen y el enojo que generan los prestadores de la región gallardo explico, " ante esta acción poco podemos hacer nosotros ahora para contrarrestarlo, primero hay que tener muy en cuenta el contexto en el que se desarrolla cada una de las acciones y Epuyen forma parte de lo que nosotros conocemos históricamente como Comarca andina y ahora Corredor de Los Andes, entonces nosotros insistimos no sólo desde la cámara sino también desde varios municipios en qué el trabajo tiene que ser en conjunto y cuando hablamos de trabajo en conjunto no significa solamente salir a pedir plata a los municipios o las cámaras cuando hay que hacer alguna promoción, sino cada una de las acciones que se realicen consultarla con los demás colegas porque a lo mejor para nosotros una decisión es brillante pero para Epuyen o viceversa o a lo mejor nosotros encaramos una campaña fantástica para El Bolsón  y a El Maitén, por ejemplo no lo beneficia, “entendemos que sigue siendo tan delicado que cada vez que hablamos del tema la gente es como que le agarra escalofríos y es lógico porque hay tanta gente que la pasó realmente mal el año pasado y sigue pasándola mal este año porque tiene que volver a endeudarse para poner a funcionar los complejos, que todos tienen miedo que por cualquier cosita a que  la temporada pueda llegar a fallar o pueda ser el detonante de problemas mayores”, expuso el presidente de la cámara de turismo.

Buena expectativa para la temporada
Teniendo en cuenta que en contacto con la prensa el secretario de turismo Bruno Hellriegel destacó que ya hay un 60% de reserva para enero y 90 para febrero, la temporada estival para la región se perfila como una que hace años no se vivía, finalmente, Gallardo se refirió a los precios de temporada destacando que los valores van desde 2800 en adelante en una cabaña para 4 personas, “hay que tener en cuenta que hoy nosotros hablamos de $3000 por noche una cabaña para 6 o para 4 personas, pero cuando nosotros vamos con esa suma de dinero al supermercado traemos un changuito de compras nada más, entonces uno tiene que empezar a fijarse cuánto cuesta llenar un tanque de nafta, Cuánto cuesta el paquete de cigarrillos, Cuánto cuesta el calzado, todo sale carísimo pero claro transmitirlo a una noche de alojamiento en una cabaña que tiene todo el equipamiento, toda la ropa de cama, seguro, confort, medidas de seguridad, vigilancia nocturna, en fin toda la serie de servicios que cuestan dinero eso ya comienza a aparecer como una oferta más que tentadora así que nosotros no consideramos que esté caro, al contrario nos parece que el precio todavía sigue estando por debajo del nivel que tiene toda la comarca andina como atractivo turístico”, enfatizo Gallardo.












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS