Ciao belli !

Les escribo desde Milán, la capital de la cuarentena.
Me hubiera gustado escribir estas líneas para contarles alguna historia de Leonardo Da Vinci, o de la mejor trattoria para comer risotto alla milanese, pero ya ven. He estado reflexionando mucho sobre todo esto que está pasando, escribiendo y contándole a todo aquel que quiera oír, la situación en Milán con la crisis de Coronavirus.


Pero más allá del dato duro, las estadísticas, el minuto a minuto y los problemas económicos, también he hablado con la gente y he navegado por historias de otro tipo.

Estamos todos cansados de tanta información no? Con esa premisa he trabajado estas cuatro semanas: informar pero con el corazón. A veces, necesitamos otras voces más allá de las hegemónicas, para saber qué está pasando, qué le pasa el mundo; una voz que nos hable más de cerca, sin compromisos de publicidad o intereses encubiertos.

Soy una periodista independiente y así me voy a quedar, y mientras todo sucede, les hago llegar estas líneas para que sepan qué pasa por estas latitudes. Si les gusta, lo comparten; si no es para ustedes me lo hacen saber y no los molestaré más. Espero que las crónicas de Milán les robe una sonrisa o los haga reflexionar sobre qué mundo fundaremos mañana.

Un saludo de codito, 
Carla.-











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS