Por las limitaciones que impone la emergencia sanitaria ante la propagación del virus Covid 19, las cinco Casas de Justicia que tiene el Poder Judicial en la provincia están recibiendo y asistiendo numerosas consultas, pedidos y reclamos mediante conversaciones de chat privado por Facebook, por mensajes de Whatsapp, mensajes de texto, mails y llamadas telefónicas.


En las ciudades alejadas de los principales centros urbanos de la provincia, las personas siguen requiriendo asistencia y ayuda para gestionar sus dificultades cotidianas y conflictos vinculares, de suministro de alimentos, leña, por ruidos molestos o perjudiciales, por trámites importantes que necesitan completar, entre otras situaciones que se suman o dificultan en este período de aislamiento.

Para los habitantes de parajes rurales, pequeños poblados, colonias y barrios alejados, la existencia de las Casas de Justicia resulta de gran ayuda durante todo el año y especialmente en este contexto. Es que sus referentes conocen a la población, están al tanto de las problemáticas más sensibles de sus comunidades y son referentes de colaboración para la resolución de cuestiones que las personas y familias no saben cómo superar.

Las cinco Casas de Justicia están ubicadas en Sierra Grande, Río Colorado, El Bolsón, Ingeniero Jacobacci y Catriel. Todas asisten las problemáticas de esas ciudades y también de los poblados y parajes ubicados en sus alrededores.

Además de las situaciones que pueden resolver de manera inmediata, las Casas integran “Redes de Recursos Públicos” que les permiten hacer derivaciones adecuadas o brindar asistencia de modo articulado con otras instituciones. Esa interacción institucional ha seguido funcionando y respondiendo durante la cuarentena. Las reuniones de las Redes se han llevado a cabo mediante el sistema de videoconferencia con la aplicación Zoom, que permite el diálogo virtual entre grupos numerosos.

Informar, prevenir y asistir ante situaciones de violencia ha sido uno de los trabajos prioritarios en las Casas de Justicia en este período, y los modos en que realizaron este apoyo han sido participando en el diseño de publicaciones que grafican e informan sobre los recursos locales de atención para el auxilio a víctimas, difundiendo estas vías habilitadas, incluido el sistema de asistencia urgente que se generó con el personal de farmacias, denominado “barbijo rojo”.

Para quienes requirieron ayuda concreta sobre temas de familia, se escuchó o leyó sus relatos y se generaron inmediatos contactos con los Juzgados de Paz de las localidades, las Defensorías Oficiales y la SeNAF, entre otros organismos.

“En una situación tan excepcional como la que impone el aislamiento, se visualiza una vez más la importante misión de las Casas de Justicia para la atención rápida y eficaz de los problemas de la ciudadanía. Este es el potencial que el proyecto Casas de Justicia contiene y replica: acercar en su concepto más amplio “la justicia” al mayor número de usuarios, independientemente del lugar donde habiten, mediante un equipo de operadores comprometidos y solidarios con sus realidades locales y de las de sus vecinos y vecinas”, explicaron desde la Coordinación de Casas de Justicia, que depende de la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS