Así lo hicieron esta mañana ante los medios de prensa las encargadas de realizar el almuerzo para 50 familias que van a diario a buscar el alimento a ese centro comunitario, también explicaron que los vecinos están cansados de comer pollo, por lo que piden carne.

Raquel Melin es una de las encargadas del comedor comunitario del barrio Esperanza quien llamó a los medios de comunicación para mostrar el estado en que se encuentra el lugar donde se elabora la comida para 50 familias, " nosotros por el momento estamos cocinando para 50 familias que son los que vienen a retirar la comida a mediodía y realmente las compañeras que tenemos que también están con nosotros y también la chica de la limpieza que vienen a limpiar notamos mucho abandono.  Empezamos el lunes, pero es un desastre como estamos, en realidad si no hubiese sido que se mejoró el espacio, podrían haberlo dejado así no más que era lo mejor”, explico la vecina.



Seguidamente Raquel remarco que solo piden que se coloquen estantes y se cuide la limpieza, “En realidad nosotros nos pusimos firmes en seguir acá porque el centro comunitario es de todo el barrio y tenemos la obligación de exigir que nos arreglen las cosas, que nos pongan los estantes para poder poner las cosas, porque como se ve están tenemos todo en cajas, las cucharas y cubiertos en los tarritos todo tirado ahí”.





Una rata en la cocina
 Consultadas sobre la presencia de una rata Raquel sostuvo, “una compañera de limpieza encontró una rata y nosotros tenemos ese miedo, porque los alimentos están todos en cajas en el piso, ahora estamos pensando de pasar del trapito con lavandina antes de abrir los paquetes de fideos”, reflexionó Raquel.

Sobre los arreglos agrego, “A lo que estaba si mejoro, pero antes estaba limpio, estaba todo ordenado, teníamos agua caliente ahora no tenemos agua caliente, tenemos la canilla dada vuelta, si nos gusta el nuevo un horno, que hayan agrandado la cocina, pero no podemos estar así “, valoro Raquel.

Poco dialogo
Sobre la relación con el presidente de la junta vecinal explicaron, “Yo creo que el presidente de la jumta vecinal  del  barrio no está ayudando, en realidad no, porque si como presidente del barrio tenía una responsabilidad de reclamar las cosas para que se terminan de hacer y no que quede todo así”, explicó y también sostuvo que no le informaron la situación antes de acudir a los medios porque siente que les falta el respeto.





Nadie controla la calidad alimenticia




Mas adelante, y en relación al control de la salubridad de los alimentos y en virtud de que ya se encontraron roedores en la cocina Raquel explicó que en realidad nadie controla, " no,  en realidad nadie lo hace, nadie controla  lo que estamos haciendo ahora nosotros, en realidad no hay alguien se haga cargo, que diga que esta mercadería está limpia y no esté tirada en el piso cómo está ahora".





Estamos cansados de comer pollo
Finalmente, las trabajadoras solidarias pidieron al municipio y a la junta vecinal que pongan el lugar en condiciones al igual que también dejaron en claro que están cansados, los vecinos, de comer las comidas con pollo por lo que también pedían que se le incluya carne en la dieta.













-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS