Esta situación que se vive y la imposibilidad de generar dinero y poder pagarle cómo le corresponde a los choferes y a todo el personal de talleres, inclusive a las asistentes hace que la empresa se termine, la triste declaración del creador de la empresa La Golondrina quien fuera de micrófono se mostró muy acongojado por el futuro de los 82 trabajadores de la empresa.

Mientras en la sede de la oficina de trabajo local se llevaba adelante esta reunión entre los trabajadores y los dueños de la empresa, Roberto Pascual el creador de la misma, desde hace 12 años desvinculado de la empresa pidió la palabra , "yo después de pasar por una enfermedad muy grave y varias operaciones finalmente hace 12 años me desvinculé y hoy la empresa la maneja mis hijos, esto es una amargura muy grande, se corrió el eje del problema pareciera ser que de repente la empresa tenía todo negro no le paga a los trabajadores Y esto no es así, nadie puede negar lo que se está viviendo La Golondrina no está cobrando un centavo, está todo parado y hay 82 trabajadores para pagar, de dónde vamos a sacar el dinero? si no lo recaudamos venimos de 2 años muy malos recuerden el año pasado el hanta virus, el vía Bariloche que quiso quedarse con la línea de Lago Puelo y ahora esta pandemia que afecta a todo el mundo y en el medio las deudas que nos no nos están cumpliendo y todos nos demonizan", sostuvo Roberto Pascual.
Seguidamente el creador de la empresa que tiene 36 años de historia en la comarca agrego que todo empezó con una empresita muy chica y con el esfuerzo de los trabajadores que a uno y le siguen poniendo el pecho a la empresa destacó, "hemos sido una familia porque los choferes nos ayudaron a crecer y nosotros a ellos, cuando alguien tenía que hacer un baño Tenía que terminar su casa o cambiar el autito, Nosotros le dimos una mano, como ellos nos dieron una mano a nosotros por eso decimos que esto es una familia y de repente ahora en el peor momento y que nadie ignora que es el peor momento, donde no nos entra un peso, que nos deben 13 millones de pesos nos demonizan, las deudas siguieron creciendo a Piñeiro le debemos como $3000000 y otro tanto a Benedetti”, sostuvo Pascual.
Vender para pagar
Seguidamente explicó que venden propiedades para pagar, “se ha ido pagando lo que se puede, se ha puesto plata, hemos pagado con parte de una herencia que yo recibí que hemos ido vendiendo y ya no nos queda nada, lo último que nos queda para vender algunos colectivos y un departamento en San Carlos de Bariloche y ya no hay más de dónde sacar".

Se olvidan el acuerdo que había
Sobre la situación de las asistentes Roberto explicó que esta modalidad se tomó hace un par de años en virtud de un reclamo de padres de la zona de Mallín Ahogado allí comenzaron a tomarse personal asistente mientras dura el servicio escolar, pero el acuerdo siempre fue que el trabajo iba a mantener en virtud de los días que se trabajaba con el transporte escolar incluso nosotros hemos ido más allá y cuando aún no trabajamos en el transporte de manteníamos el trabajo. Lo que pasa que ahora se olvidan lo que habíamos acordado cuando recién empezaron con esta modalidad de asistente”, refresco Roberto Pascual
El final de La golondrina
Finalmente, acongojado con resignación el creador de esta empresa gráfico que esta situación es el final para la empresa, " todo esto hace que se termine la golondrina señores".












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS