Los vecinos beneficiarios del Plan Calor comenzaron ayer a retirar las garrafas que reparte el Gobierno de Río Negro en el marco del programa. Se recuerda que las garrafas blancas o negras son las únicas válidas para el recambio.


Un operativo que se extenderá durante las próximas 20 semanas y por el cual se distribuirán más de 147.000 garrafas a cerca de 8.800 familias de la Zona Andina y la Región Sur. En este último caso, este año se trabajará con envases de 15 kilos para reducir la cantidad de veces que los vecinos se movilizan a los puntos de entrega por otorgar una mayor duración.

La magnitud del programa de ayuda provincial implicó una logística de acopio inicial de garrafas muy importante, lo cual llevó incluso a que se busquen envases por todo el país. Así lo hizo saber la Secretaria de Estado de Energía, Andrea Confini, quien mencionó que el programa genera un movimiento de garrafas muy grande “con un stock que no se puede sostener durante todo el año”.

Cada compañía posee sus propios envases, aclaró Confini, quien informó que el Plan Calor se hace con la empresa YPF por lo que debieron traer garrafas de todo el país al centro de acopio para poder iniciar el reparto.

La funcionaria explicó que como el aislamiento derivado de la pandemia por el coronavirus hizo que la gente deba quedarse en sus casas y las garrafas se tornaron cada vez más necesarias, y por consiguiente mucho más difíciles de conseguir que otros años. “Es por eso que le pedimos a la gente que lleve para su reemplazo una garrafa blanca o negra, ya que no podemos usar envases de otras empresas, solo las que comercializa YPF”, solicitó Confini.

“La composición química de lo que va dentro de las garrafas es lo que las hace tan particulares y es por eso que se las identifica con diferentes colores. No podemos aceptar garrafas de otros colores porque nos vamos quedando sin stock para dar respuesta a las necesidades de los beneficiarios del programa. No es algo caprichoso sino que es porque si acepto una de otro color, esa garrafa la estoy sacando del sistema”, amplió la titular de la cartera energética provincial.

A su vez, Confini resaltó la necesidad de que cada vecino que vaya a retirar su garrafa adopte medidas preventivas como la desinfección previa del envase vacío con una solución de agua y alcohol, además de mantener distancia social al momento del arribo al punto de entrega. “También deben llevar barbijo o tapabocas y lavarse las manos antes y después de ir a los centros donde hacemos las entregas”, señaló.

La inversión anual proyectada para este año es de $90.953.437 y es afrontado íntegramente con recursos provinciales.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS