En todo el noroeste del Chubut “estamos en una situación caótica y desastrosa, que parece no importar a ningún funcionario en Rawson. Nadie quiere hablar conmigo, ni con el gremio, tampoco escuchan los reclamos de los intendentes. Esta vez, finalmente tocamos fondo, así no se puede seguir un solo día más”, graficó ayer el delegado de Luz y Fuerza, Mauro Palma.


Las nevadas, lluvias y viento provocaron múltiples cortes de energía en toda la región, incluyendo también buena parte de El Bolsón y la zona andina sur rionegrina, por cuanto se estima que alrededor de 20 mil usuarios se vieron afectados. Cabe destacar que el abastecimiento es desde la central hidroeléctrica Futaleufú, con una estación transformadora en El Coihue que deriva líneas de 33 Kv hacia cada localidad. En el caso de El Bolsón, las fallas de generación se suplen con la entrada en servicio de la central Río Escondido o la propia generación térmica, pero no alcanza para los pueblos chubutenses.

Las expresiones de reclamos y enojo se canalizaron por cientos a través de las redes sociales. No obstante, Palma respondió que “no tenemos ningún tipo de recurso para atender cualquier tipo de emergencia, ni siquiera podemos cubrir las guardias mínimas”.

Enumeró enseguida que “seguimos sin vehículos y sin elementos de seguridad e higiene, porque nuestra gente no es inmune al hantavirus o al COVID-19. Nos faltan mamelucos, motosierras, guantes, camperas, no tenemos combustible, postes y nos hacen falta más de diez mil fusibles. Tampoco funciona el sistema de facturación, por lo tanto no hay recaudación”.

El Maitén

Por su parte, la Cooperativa de Servicios Públicos de El Maitén advirtió ayer a sus clientes que “ante los inconvenientes que padece el personal de la DGSP” (se ha declarado con medidas de fuerza por tiempo indeterminado por falta de cobro de salarios y afectación de recursos para sostener el sistema eléctrico del noroeste del Chubut), que redundará en que “no atenderán las emergencias en caso de mal tiempo u otras dificultades”, se pidió expresamente a la población que “extreme las medidas preventivas por posible cortes de energía del sistema interconectado”.

Lago Puelo

“Al igual que toda la población del noroeste del Chubut, hoy me sentí rehén de esta situación”, resaltó ayer el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, al ser notificado por Palma sobre las medidas de fuerza del sindicato.

El propio jefe comunal aseguró que los trabajadores “no tienen los insumos imprescindibles, tienen los vehículos oficiales rotos y cuando anda alguno nos piden combustible para recorrer y atender las urgencias”.

Al respecto, precisó que tuvo comunicación con el ministro de Obras Públicas, Gustavo Aguilera, y que además mandó un mensaje al secretario general de Gobierno, Andrés Meiszner: “La respuesta fue que hoy se iban a poner en contacto con el área de Servicios Públicos para garantizar que si hay un corte de luz, se repare”, adelantó.

Una carta

En coincidencia, la carta de un trabajador de la Dirección General de Servicios Públicos del N.O. del Chubut tuvo amplia repercusión en las redes sociales. Expresa que “el día 28 de abril fue la última vez que recibí una acreditación de sueldos, o sea que hace más de 50 días que no cobro. Para la gente parecemos invisibles, pero cuando no tienen el servicio eléctrico se acuerdan especialmente de insultarnos, sin saber que muchas veces las emergencias se resuelven con nuestros recursos personales”.

También compara que la repartición “tiene 52 trabajadores menos que en los años ’90, pero seguimos pagando las consecuencias cuando vemos que en el resto del Estado la cantidad de empleados se ha multiplicado por tres. Estamos hartos de ver cómo se destruye nuestra fuente de trabajo. Así, no se puede más”.
Fuente. Diario Jornada











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------
Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse
ESCRIBANOS