Se trata de Samuel Josué Figueroa, a quien el tribunal de enjuiciamiento encontró penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal por hechos investigados del año 2.000 al 2007 de una menor que ahora tiene 18 años. Así lo confirmó a Radio 3 el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer. Antes de encerrarlo, le concedieron 10 días para que ordene sus asuntos.


Los hechos que ocurrieron entre 2000 y 2007 fueron expuestos en un juicio oral y público que terminó con la condena el 19 de marzo último, aunque el último lunes se conoció la cesura de pena, la cantidad de años que deberá purgar en la cárcel.

“Mi prima tenía entre 8 y 15 años cuando fue violada, yo en cambio era adolescente, tenía entre 13 y 14 y lo sufrí hasta los 15 y 16, pero pude hablar y contar todo”, recordó Any en declaraciones a Radio 3.

La denuncia se radicó en 2017 y la causa estuvo a punto de prescribir y de hecho otras denuncias no se pudieron juzgar por haber prescripto.

Any debió mudarse a Neuquén, por estos hechos aberrantes y por otras circunstancias de vida.

“Sinceramente estoy conforme, una siempre espera un poco más, pero agradecida con el fiscal Carlos Díaz Mayer porque verdaderamente hizo un trabajo excepcional, a los jueces también, porque se sintieron conmovidos por todo lo que vivimos y el lunes cuando se conoció la condena, en la sentencia tomaron mi caso como abuso sexual simple, a pesar de que habían pasado tantos años”, agregó la mujer.

“Las víctimas somos dos primas, mi prima era su hijastra, él era marido de la hermana de mi mamá, y el caso de mi prima fue mucho más fuerte, por eso se lo acusó por abuso sexual agravado y simple, y le dieron 14 años”, explicó.

“Mi ida a Neuquén es otra parte de mi vida, pero en su momento me quise ir muchas veces de El Maitén porque me cruzaba con él en la calle como sí nada. No le importaba, además porque nos juzgaban a nosotros”, lamentó.

“Soy creyente, no lo voy a dejar de ser nunca, más allá de que alguien que hablaba de Dios hizo la monstruosidad que hizo, porque además era muy manipulador, pero no todos los pastores son como él. Nunca voy a dejar de creer en Dios a pesar de todo lo que me ha pasado, hoy nunca creo que sí existe y lleva mi vida. Siempre le pedí que lo único que quería era Justicia, para mí y para mi prima”, aseguró.

“Hoy está en libertad en El Maitén, no lo puedo entender, la Justicia sabrá, le dieron un tiempo para que arregle su vida, aunque no debería arreglar nada porque no tendría que estar suelto. El 20 ó 26 deberá presentarse en la Comisaría de Cholila, también estará en un pueblo cercano”, cuestionó.


fuente El Patagonico y Radio 3







-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS