Ante las declaraciones públicas realizadas por el partido UCR de El Bolsón en su comunicado de prensa del día 11/11/2020 y las posteriores manifestaciones realizadas por su actual presidente en diferentes medios periodísticos, donde se asegura que “la extensión de tierra conocida como “Predio de Farto” fue otorgada ilegalmente y vendidas sin autorización municipal y que, por lo tanto, constituyó una flagrante estafa”.
Como Partido de Juntos Somos Río Negro de El Bolsón, hoy en ejercicio del Poder Ejecutivo Municipal y como bloque mayoritario en el Concejo Deliberante, venimos a esclarecerle a la comunidad de nuestro pueblo, las diferentes actuaciones y responsabilidades que hicieron posible la supuesta “estafa” que hoy denuncia públicamente la conducción local de la UCR.
Principalmente, cuando con argumentos irresponsables y falaces se pretende advertir que se está ante la concreción de una segunda estafa propiciada por nuestro gobierno, sin importarles que con sus dichos insensatos generan falsas expectativas promoviendo ilusorias soluciones a un conflicto bastante complejo, tratando de evadir la responsabilidad que, en todo caso, tienen sobre los hechos que ellos mismos denuncian.
El 28/02/1975 mediante Ordenanza N°103/75bis, el Presidente del Concejo Municipal Antolín Díaz González (PJ), adjudicó en venta en favor del Sr. Roberto Farto las tierras en cuestión. Cabe señalar que la UCR tenía representante en ese Concejo quién no se opuso a la venta que hoy cuestionan como ilegal.
El 06/08/1985 y como consecuencia de la resolución N° 236/85, el Vicepresidente del Concejo Municipal Néstor Capano (UCR), suscribe y otorga en favor del Sr. Farto, el título de propiedad sobre esa tierra, imponiéndole el cargo de plantar el 50 % de la superficie con plantas aromáticas, estableciéndose un pacto de retro venta por el plazo de tres años a contarse desde la fecha de inscripción de la escritura.
 

El título de propiedad quedó registrado el 16/08/1985, teniendo el Municipio de El Bolsón, el 15/08/1988 como fecha de vencimiento para reclamar la devolución de dicha tierra por incumplimiento de lo pactado. Durante los más de 2 años que la UCR continuó gobernando no hizo uso de la cláusula de retro venta a pesar de ver que Farto incumplía con lo comprometido, ni tampoco exigieron al gobierno del PPR que hiciera efectiva dicha cláusula antes del vencimiento del acuerdo, teniendo el bloque de la UCR la misma cantidad de concejales que tenía el oficialismo, posibilitando, con esta inacción, que el título de propiedad quedara firme en favor de Farto.
En síntesis, la UCR no se opuso a la venta en el año 1975, suscribió y otorgó el título de propiedad en favor de Farto en el año 1985 y no denunció el incumplimiento del mismo acuerdo que propició, dejando que venciera el único instrumento que la municipalidad tenía para recuperar esas tierras.
Sabiendo que algunos referentes históricos del radicalismo han hecho pública su opinión favorable a la “toma del Barrio Luján” nos preguntamos: ¿Le habrán contado a los vecinos y vecinas, a los cuales alientan, la verdadera historia del “Predio de Farto”? ¿Les contaron como un particular que no cumplió con un compromiso de uso se quedó con 13 hectáreas sin que la UCR, que tenía la posibilidad y la responsabilidad institucional para evitarlo, no lo hicieron?
Por último, no deja de sorprendernos que, como solución mágica para este conflicto, se argumente que con la sola aplicación del artículo n° 195 de “Caducidad automática” que contempla nuestra Carta Orgánica, el municipio puede recuperar esas tierras y disponerlas para otro uso, desconociendo que dicha Carta data del año 2006 y que, como toda norma, su vigencia no tiene facultades retroactivas, por lo cual, no es aplicable en este caso ya que los hechos mencionados se produjeron mucho antes de la existencia de la misma. Y si fuera como hoy aduce la UCR: ¿Por qué no lo hicieron durante los 15 años que gobernaron, en distintos períodos, hasta el 2011?
No nos parece que sume a la discusión de una salida favorable de este conflicto, la actitud de falsear la realidad, imponiendo propuestas engañosas e inviables, sin siquiera, hacerse cargo de la responsabilidad histórica que por acción
 

u omisión tiene sobre los acontecimientos que posibilitaron esa supuesta “estafa”, máxime, viniendo esta conducta, de un partido que a lo largo del tiempo ha hecho de la ética y la moral republicana sus preciadas banderas.
Estamos convencidos que si la situación que hoy vive un grupo de familias que se asientan en las “Tierras de Farto” tiene algún punto de resolución, seremos nosotros los que lo resolveremos, sin mentiras ni engaños, asumiendo la responsabilidad del que gobierna y sabiendo que una vez más deberemos reparar el daño producido por los improvisadores que nos precedieron y que siguen creyendo que con viejas recetas, cuestionadas por la ley, se puede alcanzar legítimas soluciones.

Mesa de Conducción El Bolsón Juntos Somos Río Negro












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS