Como todos los años durante noviembre inicia un fuerte trabajo interinstitucional en materia de prevención de incendios forestales y rurales en la provincia.

El Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) dependiente del Ministerio de Producción y Agroindustria junto a la Secretaría de Protección Civil dependiente de la Secretaria de Estado de Seguridad y Justicia, tienen como principal objetivo promover y difundir todas las recomendaciones y medidas de prevención sumamente importantes para los meses de verano que se avecinan.

En enero de este año se aprobó el Reglamento de Acciones Preventivas (Decreto Nº64) que tiene como objetivo normar en aquellas acciones vinculadas al manejo de la vegetación que tengan relación con el uso del fuego u otro procedimiento que posibilite la reducción del material vegetal, disminuyendo así la probabilidad de incendios, como su propagación.

Según comentó el coordinador del SPLIF, Marcelo Rey, “en lo que va del año trabajamos con diferentes organismos provinciales y asociaciones de productores, en la difusión del Reglamento”.

El Informe Nacional de Peligro de Incendios de Vegetación realizado por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego dice que en la región patagónica, especialmente sobre el norte y noroeste de la misma, se prevé un importante incremento de peligro de incendios, asociado a temperaturas previstas por encima de la media y precipitaciones en torno a valores normales.

En esta línea, Rey explicó que “en el centro y este de nuestra provincia las condiciones de peligro se incrementan de noviembre, a enero; las precipitaciones serían normales o inferiores a las normales y las temperaturas se mantendrían por encima del promedio. Por último cabe mencionar que en esta zona la disponibilidad de combustible medio y fino es elevada”.

Por su parte, el titular de Protección Civil de Río Negro, Adrián Iribarren, explicó que “hay mucho material orgánico disponible por las lluvias que tuvimos en el invierno y a principios de la primavera así que en tal sentido se viene trabajando preventivamente con todos los organismos del Estado provincial que se encuentran de alguna forma involucrados en este tipo de emergencias”.

El SPLIF todos los años renueva su protocolo y se actualiza en relación al contexto actual, involucrando a Protección Civil, Vialidad Rionegrina, Vialidad Nacional, Bomberos Voluntarios, Policía, Municipios, Dirección de Aeronáutica, Policía Federal y Gendarmería Nacional, así como también el Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Algunas de las medidas preventivas para la zona forestal del monte son: realizar y mantener limpias las picadas y corta fuego perimetrales, alambrados, banquinas, etc.

Por otra parte, se recomienda en caso de acampar, prender fuego solo en las zonas permitidas, no desatenderlo, contar con suficiente agua para apagarlo y antes de retirarse revisar que el lugar del fogón esté frío acercando la mano sobre las cenizas húmedas.

Por último, también se recomienda crear una zona defendible alrededor de las viviendas y por supuesto no realizar quemas de noviembre a marzo.

Los resultados de estudios arrojan que más del 80% de las causas de incendios forestales o rurales,  están vinculadas a la negligencia de personas que queman residuos vegetales en época de prohibición, fogatas en lugares no habilitados y a la falta de mantenimiento de picadas cortafuegos y banquinas. El 20% restante de esa alarmante cifra, se relaciona a tormentas eléctricas.

Sin embargo, el constante trabajo preventivo, muestra una mejora en la conciencia de los productores rurales. “El costo beneficio del mantenimiento de las picadas sumado a una ley que hay que cumplimentar, o enfrentarse a consecuencias de tener que pagar las multas y ser responsable de las acciones civiles y penales que conlleva, ha mejorado mucho el mantenimiento de picadas”, explicó Iribarren.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS