“Estamos orgullosos de producir genuino helado y chocolate artesanal, con materias primas locales, naturales y sin conservantes, un helado creado en Lago Puelo desde la Patagonia al mundo; sabor, calidad y disfrute”, así nos presenta Camilo Mazzini los helados artesanales más famosos de la Argentina. 
En 1982 Lucy y Pepe Mazzini, fundaron Jauja, que luego sería Sentidos Patagónicos, y que hoy a pesar de la situación y lo que implica sostener un emprendimiento familiar en contexto de pandemia continua siendo el sustento de 45 familias, “ fue muy difícil, la verdad que todos absolutamente todos pusieron el hombro todos, todos, todo el personal se dedicó a hacer lo mejor que podía, a entender la situación sino no sería posible estar acá hoy, de ninguna manera y el futuro es incierto lamentablemente pero es la realidad”, nos cuenta un Camilo que se emociona cuando habla de sus colaboradores y del camino transitado este año, pero deja entrever la sensación de incertidumbre sobre lo que se viene.




Camilo Mazzini, es biólogo de profesión, está a cargo de dirigir la empresa fundada por sus padres. Melchor, su hermano, aporta su creatividad en los productos y la comercialización. Al margen, es guionista y productor.
Lucy continúa aportando su experiencia y la magia con la que hizo los primeros sabores de Jauja, sabores tan distintivos como el famoso mundialmente Mate Cocido con tres de azúcar, “nació hace mucho tiempo es algo que se le ocurrió una mezcla a mi viejo y mi hermano que querían hacer un helado de Mate cocido pero hacerlo un poco más divertido y un poco más también clásico, esta es una tradición Argentina y la verdad que el nombre fue pegador pero sí es un Mate cocido con leche y tres de azúcar”, conto Camilo.




Sobre navegar en nuevos saberes nos cuenta sobre la nueva vedette que es un helado con Roquefort, “ el Mascaroqueta, ese fue un sabor que surgió de un tiempo que lo nos dio la pandemia, que dice ¿a ver qué hacemos?, vamos hacer algo que nos guste, que lo anhelemos y acá salió algo que desde hace mucho queríamos hacer un helado con roquefort y hicimos una mezcla del mascarpone con la mosqueta con el dulce de mosqueta y conseguimos un roquefort excelente de Oveja un queso de oveja buenísimo y la verdad es que es un helado que salió muy bien , es como un queso y dulce”, detallo Camilo con un relato que nos da ganas de probar.
Genuino helado artesanal
El concepto de artesanal se basa en la calidad de las materias primas y en cómo son tratadas, nos explicó uno de los genios de la dulzura helada, “por ejemplo, el helado de limón, es excelente si es que el limón es bueno. No es lo mismo utilizar saborizantes o concentrados por diversas razones; en este caso el proceso industrial para exprimir limones no puede evitar que se mezcle un poco de limoneno (un aceite esencial que está en la cáscara del limón) cuyo sabor no es deseado para la elaboración del helado”, nos explica el biólogo que Camilo tiene atrapado, “para obtener la mejor materia prima nosotros compramos el limón en su mejor momento (mayo a julio) y se exprime uno por uno y su jugo se congela para tenerlo disponible durante todo el año. Este mismo ejemplo se repite con todas las materias primas que utilizamos (frutas finas en general, membrillos, etc) y por eso ser artesanal muchas veces es más caro; conseguir la mejor materia prima en su mejor momento, es mucho menos conveniente desde la rentabilidad, pero mejora de manera notable el producto final”, enfatiza orgulloso sabiendo que desde la génesis cuentan con todo para logara el deleite de miles de personas que disfrutan de sus productos.
Utilizamos los mejores ingredientes del mercado para crear sabores únicos. Somos pioneros en el uso de frutos nativos, como el calafate. “Todas las frutas que utilizamos son naturales. Y nos especializamos en todo lo bueno que da nuestra región: frutilla, frambuesa, boysenberry, Mora, Calafate, Arándanos, Maqui, Murra y muchas más”, detalla.
Calafate con leche de oveja
La introducción de leche de oveja no solo es un sello de Sentidos Patagónicos, (Jauja) sino que mezclado con la fruta correcta permite al comensal conectarse con un recurso muy propio de la patagonia, pero a su vez muy poco utilizado la lecha de oveja, “este helado es elaborado, sí, con leche de oveja. No lo tenemos disponible todo el año ya que dependemos de los momentos de ordeñe del tambo de leche de oveja y de la recolección del calafate, que es un fruto silvestre (no se cultiva, ni se cosecha: se recolecta). El color del helado es más oscuro (contrariamente a lo que ocurre cuando una fruta se mezcla con leche). Esto se debe a que el calafate tiene alta concentración de antocianina, que es un pigmento y como tal reacciona a los cambios de ph virando el color. La leche tiene ph ácido y debido a eso el pigmento vira hacia un azul-violeta a diferencia del helado al natural donde el color es más rojizo. Si sos daltónico seguramente toda esta explicación no te interesó demasiado”, explica Camilo.




La sala de elaboración está ubicada en la Ruta 16, camino a Lago Puelo. A través de nuestro video podes ver cómo nacen los helado artesanales más ricos ojo: ¡Sin otro secreto que la calidad y la frescura!












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS