El Concejo Deliberante de El Bolsón aprobó ayer por mayoría el cálculo de ingresos y egresos para el ejercicio 2021, que asciende a la suma de $1.070.000.000. 
Las principales erogaciones a lo largo del año serán para solventar los salarios de 461 empleados y funcionarios, por 342 millones de pesos; mientras que para obra pública están presupuestados 216 millones. Otra parte importante irá para la amortización de deuda, con una previsión de 92 millones.
El proyecto fue votado en forma afirmativa por los ediles Fabián Rudolph; Silvana Garach, Eugenia Carrizo, José Caliva y Lucas Castillo (todos de Juntos Somos Río Negro); en tanto por la negativa lo hicieron Rosa Monsalve y Robertino Rinaldi (Frente de Todos).
A la hora de presentar el proyecto, la titular de la Comisión de Asuntos Económicos y Legales, Eugenia Carrizo, detalló que “hace más de 20 días venimos trabajando con la posibilidad de generar cambios o modificaciones en las partidas, además de recibir las explicaciones correspondientes de parte del área contable del municipio. Teniendo en cuenta las políticas públicas que quiere llevar adelante el intendente Bruno Pogliano, el mayor porcentaje del presupuesto apunta a la ejecución de obras, además de garantizar los haberes de todos los trabajadores”.
De igual modo, valoró “el acompañamiento a la Secretaría de Desarrollo Social, donde se generan las mayores demandas y se reflejan las necesidades de los vecinos”. Puntualmente, la asignación a dicho sector supera los 46 millones de pesos.
 A su turno, Lucas Castillo señaló que “la obra pública proyectada se traduce en mejores servicios para los barrios, principalmente con redes de agua potable, gas natural y electricidad, que sintetizan las demandas históricas de muchos vecinos. En el caso de los comedores comunitarios, para el año venidero habrá un incremento del 200 por ciento, ya que seguirán funcionando por la misma necesidad de la gente en el marco de la pandemia”, según graficó.
Por su parte, José Caliva recalcó que “hay presupuestos que se elaboran en función del gasto, pero esta gestión puso cuidado en pedir a cada funcionario sus prioridades y proyectos, atendiendo las políticas públicas de cada área. El resultado es que están volcadas muchas propuestas para mejorar toda la infraestructura comunitaria”.
Se refirió enseguida “al perfil turístico que ha definido a El Bolsón en las últimas décadas, sumando la principal actividad que motoriza su desarrollo económica y que a la vez genera mayor inclusión social. En coincidencia, nos genera otros desafíos, como pedir a los empresarios, comerciantes y vecinos que nos acompañen con el pago de sus tasas, que luego el gobierno de la comuna los debe transformar en obras y mejores servicios”.
También puso énfasis “en la enajenación de bienes del dominio público, para convertirlos en obras e inversiones en todos los barrios. Nos han criticado, pero quiero que nos sigan cuestionando porque es dinero que se vuelca al pueblo”, dijo acerca del plan “Mario Marqués” que se ejecuta con fondos de la venta del inmueble que ocupa el banco Patagonia. Por último, apeló a una frase de Juan Perón: “Podrán pegarnos a nosotros, pero si le pegan a nuestras obras, se romperán las manos”.
En contra
En la previa al tratamiento del presupuesto, la concejal Rosa Monsalve (FdT) se quejó porque “el oficialismo ni siquiera aceptó que ingresara un proyecto impulsado por ATE para acordar un bono de 5 mil pesos a 200 trabajadores municipales que trabajaron por su comunidad desde el comienzo de la pandemia”.
Durante la sesión, dijo que la propuesta del Poder Ejecutivo “observa varias falencias que debieran ser saneadas. Por ejemplo, los montos consignados carecen del detalle necesario para la utilización de los fondos públicos. Concretamente, no se sabe qué obras se van a realizar con la plata del pueblo”.
En el cierre, “Tino” Rinaldi fue crítico con “las diferencias de entre el 40 y el 60% con la ejecución de partidas durante 2020, producto de la crisis financiera y falta de recursos generada por la pandemia del Covid. Es una contingencia sanitaria muy dura y va a continuar”, advirtió.
“Desde nuestra visión peronista –agregó-, siempre es importante contar con un Estado fuerte, ya que elimina las diferencias sociales y ayuda a que haya mayor justicia en función de la utilización de los recursos públicos. Con un presupuesto abultado, el oficialismo tiene una mirada optimista hacia el año venidero, pero vamos a estar en problemas ante la inflación interna por el aumento de tasas, que luego se traduce en un incremento de los productos y servicios que se venden en la localidad”. Finalizó recordando que “el sacrificio nuevamente recae en el tercio de contribuyentes que está al día con sus tasas”.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS