Desde la reactivación del turismo y las actividades comerciales, cada noche el centro de El Bolsón ve colmada la capacidad de los patios cerveceros artesanales, los pubs y otros lugares de entretenimiento nocturno.

Sin embargo, cada fin de semana se cuentan por docenas los secuestros de vehículos (tanto de lugareños como de visitantes), al ser detenidos en los controles de alcoholemia dispuestos por el municipio.

“Es una contradicción, promocionan que vengan a El Bolsón porque es la capital argentina de la cerveza artesanal, pero resulta que salgo, me secuestran el auto y me clavan una multa de 50 lucas”, se quejó L.C., un turista de Comodoro Rivadavia que llegó con sus amigos para disfrutar de unos días en la cordillera.

“No tiene nada que ver una cosa con la otra”, le respondió el director de Tránsito y Transporte, Leandro Leoni. “Como en cualquier destino turístico del país, hay que tener un conductor designado si van a tomar alcohol. En esta ciudad, desde el verano pasado, estamos adheridos por ordenanza a la ley provincial de tolerancia cero”, aunque reconoció que “no todos los tienen presente”.

De igual modo, recordó que “desde un principio, se habló con los dueños de los locales nocturnos para que pongan carteles o hagan docencia anticipando a sus clientes sobre la norma, así se evitan situaciones desagradables al momento de salir”.

Con todo, señaló que entre los infractores “hay de todo, desde vecinos de El Bolsón que han sido sancionados en varias oportunidades y no aprenden, hasta residentes en otras localidades de la Comarca Andina y, lógicamente, los turistas”.

Precisamente, los controles “son sorpresivos y van cambiando de lugar. Se hacen con inspectores del municipio, apoyados por personal policial, y más de una vez tienen que soportar insultos y agresiones, intentos de fuga y hasta situaciones de violencia”. Además de la prueba de alcoholemia, los conductores deben exhibir la documentación del vehículo y las luces en regla.

Circulación nocturna

Acerca de la vigencia de las restricciones de circulación nocturna por el Covid, desde la municipalidad de El Bolsón se informó a residentes y visitantes que “es desde las 2 y hasta las 6, los días lunes, martes, miércoles y jueves; mientras que los días viernes, sábado y domingo se aplica desde las 3 y hasta las 6”, al tiempo que anticipa que “los horarios podrán ser extendidos por una hora en vísperas de feriados (y los mismos días feriados respectivamente), cuando estos fueren únicamente los días lunes, martes, miércoles o jueves”.

En correspondencia, los restaurantes, bares, heladerías, confiterías y locales similares del rubro gastronómico, “podrán funcionar en los mismos horarios en que se habilita la circulación, conforme lo dispuesto en la resolución y con estricta sujeción a los protocolos sanitarios vigentes para dicha actividad”.

De forma excepcional, “se autoriza la circulación del personal dependiente de dichos establecimientos hasta una hora después del horario de cierre, quienes deberán acreditar tal circunstancia ante el requerimiento de cualquier autoridad pública”.

De igual modo, “se autoriza de forma excepcional la circulación de los clientes de dichos establecimientos, con un límite de hasta una hora después del horario de cierre, debiendo acreditar tal extremo con la exhibición de constancia de consumición, ticket, factura, o constancia semejante emitida por el comercio en cuestión ante el requerimiento de cualquier autoridad pública”.

Asueto

Desde el municipio se confirmó ayer que “el próximo 28 de enero habrá asueto administrativo, en razón de conmemorarse el 95° aniversario de El Bolsón”.

Así lo dispuso el intendente Bruno Pogliano, tras firmar la resolución 07/21 donde establece que “en el marco de un nuevo aniversario de la ciudad, habrá un receso administrativo e invitó a las autoridades nacionales,  provinciales, entidades financieras y comercios a adherir al mismo”.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS