El secretario de Obras y Servicios Públicos de El Bolsón, Enrique Ibarra, confirmó ayer “la puesta en marcha de los trabajos para remodelar y modernizar la oficina municipal de Turismo, con una inversión superior a los 2.5 millones de pesos”.

Tras recordar que El Bolsón “es un destino turístico por excelencia en el país y en el mundo”, indicó que “tanto el secretario del área, Bruno Hellriegel, como el intendente Pogliano, vienen gestionando para terminar el nuevo edificio financiado por la provincia en el acceso sur a la ciudad”, además de “un fondo para mejorar la infraestructura edilicia céntrica”.

El proyecto ejecutivo incluyó “un trabajo conjunto de las distintas áreas técnicas municipales y estamos a pocos días de dar inicio a la obra, con refacciones internas y externas y la puesta en valor de la plazoleta circundante, con está previsto un sistema de riego, parquizado, iluminación led, mobiliario urbano y estaciones de wifi, a la altura de la demanda de nuestros visitantes”, detalló.

Plan Mario Marqués

En coincidencia, Ibarra remarcó “las 30 obras que se están desarrollando en este momento en distintos puntos de la ciudad, contempladas dentro del Plan de Infraestructura Municipal “’Mario Marqués’, varias de ellas ya finalizadas y que contemplan desde gas natural para centros comunitarios hasta playones deportivos”, con una inversión que supera los 76 millones de pesos, obtenidos por la venta de la céntrica esquina donde actualmente funciona el banco Patagonia, adquirida por un empresario local. 

Ponderó enseguida “la dinámica que imprime el propio jefe comunal a este programa. Y somos un caso atípico dentro del contexto de la pandemia por el Covid-19, habida cuenta de que casi ningún municipio está realizando obras, mientras que nosotros avanzamos a paso firme”, a lo que sumó “otras obras financiadas por el estado rionegrino, que redundan en un impacto directo en la economía de la localidad y en la creación de puestos laborales”.

En referencia a la instalación de gas natural para vecinos del barrio Esperanza, el funcionario ponderó que “es un servicio esencial, como el agua potable, las cloacas y el suministro eléctrico; obras de infraestructura necesarias que han estado postergadas durante décadas por distintas circunstancias. A partir de la gestión del intendente Bruno Pogliano, pudimos obtener el financiamiento a través de la provincia de Río Negro para ejecutar estos emprendimientos”.

Puntualmente, “logramos concretar las redes para el acceso norte a la ciudad y el ramal troncal para el barrio 50 Viviendas, que facilitará las conexiones domiciliarias. No conforme con ello, también se logró un fondo financiero para subsidiar a los vecinos que no puedan hacer sus instalaciones internas, que conlleva la contratación de un gasista matriculado, la presentación de planos en la empresa concesionaria, los materiales y los artefactos indispensables para conformar el final de obra y contar con la provisión de gas natural, tan importante para quienes vivimos en la región patagónica”, remarcó.

Recalcó enseguida que “se trata de familias que van a dejar de comprar leña o garrafas, inhalar humo (muchos tienen afecciones respiratorias) y mejorar su calidad de vida de forma sustancial”.

De igual modo, Enrique Ibarra resaltó la obra de provisión de gas natural para el centro comunitario del barrio Los Cipreses (recientemente habilitada), toda vez que “los vecinos realizan allí distintas actividades y necesitaban de dicho servicio”.

Agua potable

Por otra parte, Ibarra señaló que “son varios los sectores urbanizados que aún no cuentan con agua potable. Principalmente, porque su situación catastral es irregular y nunca se normalizó. Si bien llevamos adelante, con el financiamiento del CFI, un programa de mensuras, hay lugares donde no se ha podido finalizar”.

Sin embargo, “con la cuadrilla municipal y recursos propios, pudimos avanzar en la resolución de proveer de agua a unas 15 o 20 familias emplazadas en la zona más alta del barrio Esperanza, lindante con el paralelo 42°, donde también se suma el gas natural. Por suerte, pudimos llegar a un acuerdo con ARSA y solucionar la demanda de vecinos que toman agua de deshielo que viene de las laderas del cerro Piltriquitrón y lógicamente en verano es escasa. Ahora se instalará allí un medidor comunitario cuyo costó de consumo afrontarán los mismos beneficiarios, esperamos terminar con los trabajos la próxima semana”, graficó.

Calles

Por último, y en referencia al mantenimiento de las calles de ripio del casco urbano y de los parajes rurales, Ibarra reconoció que “estamos en una situación compleja por la falta de recursos propios, que no nos ha permitido hacer nuevas contrataciones para riego y evitar el polvo en suspensión. Estamos hablando de costos altísimos, no menos de 600 mil pesos mensuales. En temporadas anteriores, siempre teníamos cinco camiones dispuestos para trabajar en las arterias principales de cada uno de los barrios, pero este verano ha sido la excepción. Solamente están operando los dos camiones que tiene el municipio, pero es la realidad económica que nos toca vivir y no somos ajenos”, concluyó.












-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS