La tormenta de fuego que se desató durante la tarde del martes en la zona noroeste de Chubut, sin lugar a dudas ha dejado huellas que no van a sanar en mucho tiempo; Marcelo es el propietario de un taller de chapa y pintura que perdió todo en el incendio y nos cuenta cómo vive estas horas, “me tuvieron que llevar porque si no me cagaba quemando acá con todas mis cosas”. 
“Sólo quiero que se termine todo el sufrimiento, ahora ver lo que era mi casa, mi taller, mi trabajo, el esfuerzo de mi vida que en pocos minutos no quedó nada, es muy fuerte”, detallo. 




Seguidamente agrego, “Ves todo esto y no sabes por dónde arrancar, no sólo yo y hay un montón de gente que perdió todo, son cerca de 60 casas las que se quemaron solamente acá en la parcela”, explica Marcelo mientras con la mirada perdida hacia los restos de su antiguo taller como intentando encontrar una respuesta a lo que está viviendo.



“A mí me sacaron de prepo, imagínate perder todo esto yo quería salvar algo, y bueno me tuvieron que llevar porque si no me cagaba quemando acá con todas mis cosas”, explicó Marcelo.




Consultado el chapista sobre cómo se reconstruye toda la situación se mostró confiado en que el esfuerzo va hacer en conjunto entre todos los vecinos y de a poco van a ir saliendo adelante y volver a montar todo lo que era el barrio que quedó reducido a cenizas, “ojalá el gobierno nos dé una mano para poder rehacernos, a mí no me quedó nada, imagínate 14 autos quemados ¿Cómo le digo a los dueños que me trajeron el auto para arreglar que se quemaron?, sentenció el hombre que azorado miraba el paisaje post-apocalíptico y pensaba en su futuro.











-------------------------ESCRIBANOS, OPINE, ENVÍE INFORMACIÓN-----------------

Forms generator powered by 123ContactForm.com | Report abuse

ESCRIBANOS