A tan sólo dos meses de la inauguración del asfalto en la ruta provincial 86, los vecinos que viven a la vera de la nueva cinta asfáltica levantan la voz pidiendo que se revise el final de obra. 
Daniel Schunk y Jorge González son dos vecinos de la ruta 86 que los une la misma problemática: desagües pluviales mal hechos, alambrados que nunca fueron repuestos y la poda indiscriminada de árboles que ahora amenazan con caer sobre una vivienda.




Las primeras lluvias dejaron en evidencia lo que para los vecinos es una falta de planificación grave, sobre todo con el agua que utilizan cientos de familias en la pampa de Malin Ahogado.





Noticias del Bolsón diálogo con los damnificados y pone a consideración de todos sus lectores las entrevistas correspondientes.