Fuentes judiciales confirmaron que el cuerpo encontrado en la tarde del domingo fue reconocido por sus familiares y se trata de la joven que era intensamente buscada desde el martes pasado. La autopsia reveló que murió por ahorcamiento y sin indicios de criminalidad.

La mujer de 37 años había dejado su casa el martes (6/7) y sus familiares hicieron la denuncia tras no saber nada sobre su paradero. Su búsqueda incluyó rastrillajes en la barda del Ñireco y al menos tres allanamientos. 

Este lunes (12/7) el médico forense, en el marco de la autopsia, determinó que no existe ningún indicio de criminalidad y que la muerte se debió a una maniobra de ahorcamiento.

 El hallazgo se produjo pasadas las 15 hs del domingo, a un kilómetro de la ruta de Circunvalación y al pie del cerro Carbón, en el marco de los rastrillajes que realizaba el SPLIF en su búsqueda. Se organizó un operativo para retirar el cuerpo y llevarlo a la morgue para realizar las pericias correspondientes. 

El caso conmocionó al barrio Lera, donde la mujer vivía junto a sus tres hijos. Es que el martes (6/7), cerca de las 10,30, salió de su vivienda en Los Radales 1159 y nada más se supo de ella. Incluso llamó la atención que decidiera dejar su teléfono celular y el dinero con el que contaba.

Fuente: Bariloche2000