Así lo confirmo la referente de Afyda e instructora licenciada Mercedes Macazaga, quien destaco que se esta trabajando en una capacitación para instructores en esquí adaptado y adelanto que habrá un encuentro regional a fines de temporada.
La posibilidad de poder ofrecerle a personas con movilidad reducida que disfruten de la nieve y del esquí, esta cada vez mas cerca en El Bolsón, noticiasdelbolson dialogo con la licenciada Mercedes Macazaga quien es instructora de esquí adaptado y referente de Afyda, en la ocasión la profesional hizo hincapié en esta nueva oferta deportiva y de esparcimiento, “es algo sumamente importante para la región, para el centro de Ski, para las personas con discapacidad de acá de El Bolsón y de la región. La idea es que dé a poquito vayamos formándonos para que este centro sea accesible y las personas con discapacidad puedan empezar a esquiar”.
Sobre como se implementará esta modalidad Macazaga detallo: “vamos a hacer primero en un primer momento una capacitación con la subcomisión de esquí adaptado, con la asociación de  esquí adaptado de Esquel que nos vienen a ayudar, que son instructores de esquí adaptado así como soy yo y en conjunto con Laderas hacer una capacitación para los instructores y todas las personas que quieran participar, que les interese poder sumarse en la enseñanza de personas con discapacidad y de ahí en más probar el centro de esquí y ahí dar un paso más para que a fin de temporada logremos hacer una concentración de todos los centro de esquí, de Catedral, de Chapelco, La Hoya, es una invitación a este centro de Ski para que las personas que esquían puedan disfrutar y conocerlo también”, enfatizo la instructora.
En relación a como se realizará en concreto la actividad en el cerro Macazaga explico que hay muchas variantes: “Todo eso depende de las personas que vengan, qué discapacidad tengan, se hace una evaluación y de acuerdo a esa evaluación y de ahí se le pone el material adecuado para esa necesidad. Como todos sabemos hay discapacidades de todo tipo, intelectuales motrices, hay personas que no pueden caminar, otras personas que sí, hay personas amputadas (se llaman esquiadores en tres huellas, cuatro huellas), se usan estabilos que son bastones con esquíes para personas que ya se pueden parar y se pueden poner en dos ejes o un esquí”.
Seguidamente la licenciada agrego que están las sillas del mono esquí o bay esquí, “son sillas adaptadas con esquíes abajo, con una tecnología muy importante y son difíciles de conseguir que ojalá en algún momento podamos tener esa posibilidad en nuestro cerro”.
El primer prototipo de la silla de esquí adaptado se probó en el cerro Catedral. El diseño y la fabricación surgió a partir de un convenio firmado entre la Asociación Argentina de Instructores de Ski y Snowboard (AADIDES), la Fundación INVAP, el Fab Lab y Catedral Alta Patagonia.

El responsable de seguridad de Catedral Alta Patagonia, Santiago Lennon, aportó las especificaciones técnicas que debía poseer la silla para poder adaptarse a todos los medios de elevación.

Más allá de los requerimientos técnicos, el diseño incluyó la experiencia y aprendizaje capitalizados a lo largo de años por parte de instructores, gestores, operadores y técnicos de montaña que intervienen directa o indirectamente en el uso de este tipo de productos.
Con la silla que se utiliza en el cerro Catedral se puede lograr que esquíen personas incluso cuadripléjicas, paralizadas del cuello hacia abajo. El sistema que utilizan es similar al andador que la gente usa en la calle, con rueditas, pero estos en lugar de ruedas tienen unos pequeños esquíes.
Finalmente, Macazaga explico que en los encuentros que se van a hacer ahora y esperan que se repitan a fin de temporada traerán material para que la gente de acá pruebe y se verá también si puede ser aprovechado en este centro de esquí.