Como es habitual, el aumento salarial consensuado en la Mesa de la Función Pública de la provincia, se trasladará a la totalidad del personal de la Policía de Río Negro y del Servicio Penitenciario Provincial.

La propuesta aprobada es de un 22%, distribuido en cinco meses: un 4% en julio, 5% en agosto, 6% en septiembre, un 3% en octubre y un 4% en noviembre.

Este porcentaje se suma al 13% ya otorgado en el primer semestre y equipara a los acuerdos alcanzados para la Administración Pública que alcanzan un 35% anual.