Dialogamos con Carola Peña propietaria de la pescadería Mar del Sur que pusieron un anuncio en redes solicitando un ayudante, la respuesta fue de 500 personas. “es algo angustiante ver tanta gente que necesita trabajar, muchos muy capacitados, ex comerciantes que debieron cerrar sus comercios”, sostuvo Peña.
La situación social que vive todo el país es cada vez mas acuciante, al punto que miles de comercios han cerrado sus puertas, aquí en El Bolson so noto en estos días, “alrededor de 500 personas se presentaron, es una pila de currículum impresionante entre hombres y mujeres de todas las edades”, detallo la comerciante.
Es angustiante
Seguidamente Peña comento como vivió le momento en que la cola para cubrir un cargo de ayudante llego a tener mas de dos cuadras de postulantes, “La verdad que yo cuando terminamos la entrevista que fue desde las 10 hasta la 1 más o menos me fui a mi casa y me fui la verdad con una angustia muy grande, porque entrevistamos a todas las personas y leyendo los currículum y hablando con ellos encontramos gente que con mucho estudio, gente muy preparada con muchos años de trabajo en algún lugar y por reducción de personal, o lo que sea se quedaron sin trabajo”.
No solo empleados cesanteados se presentaron a compulsar por un puesto laboral, “también hubo mucha gente que tenía su microemprendimiento una panadería, su despensa, un kiosco y que les iba bien y de golpe y porrazo tuvieron que cerrar porque no pudieron seguir sosteniendo su negocio y queda una familia atrás para seguir alimentando, pagando alquiler, es muy triste la verdad, nos quedamos muy angustiados”, sentencio Carola.
Profesionales también
Si hay una situación que nivela a las personas debe ser la necesidad de trabajar, esto se plasma en que varios de las personas que postularon para ayudante de la pescadería son profesionales con títulos universitarios, “hubo varios con títulos universitarios, algunos farmacéuticos también, hay mucha gente con mucha preparación y mucho estudio que está sin trabajo y nosotros tenemos un solo puesto de trabajo para ofrecer”.

En la oficina de desarrollo social también se observan largas filas


Sostener un comercio

Finalmente, Peña resalto lo difícil que resulta mantener por estos días un comercio abierto, “hay mucha gente que antes era empleada y se quedó sin su empleo y mucha gente que ya te digo era autónomo y tuvo que cerrar su comercio. Lo que pasa que a veces es muy difícil económicamente mantener un comercio, necesitas un movimiento importante de dinero para para poder solventar todos los gastos de empleados, de alquileres, de impuestos, de todo lo que sea entonces es complicado”.